Hoy

Arranca la temporada de incendios, que se presenta más peligrosa de lo habitual

video

Bomberos forestales extremeños sofocan un incendio el verano pasado. :: / HOY

  • El campo está más seco de lo normal en estas fechas por la poca lluvia y el calor, lo que también explica la multiplicación de fuegos esta primavera

Extremadura está desde hoy en época de riesgo alto de incendios forestales. Con una particularidad: esta temporada se presenta más peligrosa de lo habitual. «El riesgo es más alto», advirtió este miércoles Pedro Muñoz, director general de Medio Ambiente, al término de la reunión que mantuvo en Mérida el comité de dirección del Infoex (el plan contra los incendios forestales en Extremadura).

Ese encuentro sirvió fundamentalmente para hacer un balance de la época de peligro bajo y esbozar las grandes líneas de la campaña de riesgo alto. Y ni una ni otra responden al guion al uso. Durante el invierno y la primavera ha llovido menos de lo habitual, y ha hecho más calor del acostumbrado. De hecho, la temperatura media mensual en abril, en algunos puntos de la región, ha llegado a superar en cinco grados al valor tipo histórico, según precisó Muñoz. Esto explica en gran modo que de enero a abril, en España se hayan declarado más de cinco mil incendios –la mitad de ellos conatos, o sea, de menos de una hectárea– que han quemado más de 28.000 hectáreas forestales. En los dos casos se trata de la cifra más alta del último quinquenio. En Extremadura, la campaña de riesgo bajo «ha sido dura», admitió el director general. De hecho, el saldo de superficie quemada es el mayor en años, principalmente debido a las 945 hectáreas que arrasó el incendio del Valle del Jerte.

Una de las consecuencias directas que la poca lluvia y el calor tienen sobre el campo es «que la vegetación lleva casi un mes de adelanto respecto a otros años», afirmó Pedro Muñoz, según recoge Efe. Esas declaraciones van en la línea de lo que comentó en HOY el 23 de abril, cuanto anticipó que si no llovía, la campaña de verano iba a ser «más larga e intensa de lo normal».

Desde finales del mes pasado hasta hoy, ha llovido. Pero en cantidades lejanas a las necesarias para que la previsión de cara al verano no sea la expresada por el director general de Medio Ambiente, quien añadió que lo normal en estas fechas es que «la vegetación esté más verde y haya más humedad». Que esté más seca significa que el combustible forestal grueso presenta condiciones más favorables para arder, y este es el alimento principal de las llamas en los incendios que afectan a los paisajes más valiosos.

«El campo está agostado»

«El campo ahora mismo está agostado», apuntó Muñoz, antes de añadir que «las láminas de agua de charcas y embalses que debemos utilizar para los incendios están más bajas». En ellas rellenan sus helibaldes (los ‘bambis’) los hidroaviones y helicópteros de la lucha contra incendios. Son siete en el operativo del Infoex, más uno de coordinación –para regular el tráfico cuando intervienen varios en una misma zona– y el modelo Kamov (también llamado ‘bombardero’) que el Estado tiene en Plasencia.

El director general de Medio Ambiente comentó que el dispositivo –que implica a 950 personas– que se pone en marcha hoy es similar al de años anteriores, aunque reseñó tres novedades: seis vehículos tipo pick-up más, un avión de coordinación del Ministerio en Talavera la Real y un dron para vigilancia, también del Estado.

Además, Pedro Muñoz recordó que el comienzo de la época de peligro alto trae consigo la prohibición de realizar todo tipo de quemas, incluidas las barbacoas. También, añadió, «cualquier actividad que suponga riesgo de incendio, como el uso de maquinaria que pueda soltar chispa». Esta época concluirá el 15 de octubre, aunque podrá prolongarse si las previsiones meteorológicas así lo aconsejan.