Hoy

Vergeles admite que el examen de Enfermería que aprobaron cuatro personas "ha podido ser difícil"

  • El consejero de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura ha defendido que el proceso ha sido limpio y que no se ha detectado la ruptura de la custodia de la prueba

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha admitido este jueves que el examen de Enfermería de Atención Continuada que aprobaron cuatro de los 1.374 aspirantes "ha podido ser difícil", pero ha defendido que "el proceso ha sido limpio", ya que "en ningún momento se ha detectado la ruptura de la custodia del examen".

Vergeles se ha pronunciado de esta forma en el pleno de la Asamblea de Extremadura, a raíz de una pregunta de Podemos sobre su valoración acerca del resultado del examen de oposición de enfermería realizado el pasado 25 de marzo, en el que aprobaron solo cuatro personas.

Ante esta pregunta, Vergeles ha admitido que el resultado de este examen "no se corresponde a las expectativas" que tenía el Servicio Extremeño de Salud (SES), que eran "las de cubrir la totalidad de las plazas ofertadas en la oposición".

En cualquier caso, el consejero ha mostrado su "más profundo respeto" tanto por los aspirantes que han aprobado como los que han suspendido, así como por el tribunal de la oposición.

Problemas en el proceso

En la formulación de su pregunta, el diputado de Podemos Obed Santos ha asegurado que el proceso de estas oposiciones "ha estado plagado de problemas" que el consejero "conoce de sobra", ha asegurado, tras lo que ha resaltado que el sistema de acceso a la función pública "que está obsoleto, y que carece de la necesaria objetividad".

Obed Santos ha lamentado que "parece" que al consejero "se le ha olvidado lo que es la vida de un opositor", máxime en la situación actual, en la que "la necesidad de llevar un salario a casa es algo perentorio", a lo que hay que añadir que "a la falta de trabajo se unen los gastos imprescindibles para preparar unas oposiciones".

"Coincidirá conmigo en que para aprobar cuatro personas, algo no se ha hecho bien", ha señalado el diputado de Podemos, quien ha preguntado al PSOE si "¿piensa que los opositores no han estudiado?", ha planteado.

Por su parte, el consejero de Sanidad ha respondido que "no puede haber más independencia que en unas oposiciones que llevan años convocándose y donde el tribunal que se elige es soberano para decidir el tipo de examen", y ha reiterado su "más absoluto respeto" por los que han aprobado y los que no.

Vergeles ha señalado que las 41 plazas que han quedado desiertas están ocupadas por interinos.

Así, y aunque ha señalado que "la oposición ha podido ser difícil", también ha reafirmado que "el proceso ha sido limpio", ya que "en ningún momento se ha detectado la ruptura de la custodia del examen".

"No le voy a permitir que deslice ninguna sombra de duda sobre las oposiciones que se convocan", ha advertido Vergeles, quien ha apuntado que si no se "estaría recurriendo a la judicialización a la que hemos estado sometidos en esta tierra en los procesos selectivos".

Finalmente, el consejero ha aseverado que en este tema "se están poniendo encima de la mesa soluciones legales, reales y limpias", con el objetivo de "intentar aprovechar esas 41 plazas y dar estabilidad en el empleo".