Hoy

El SES convertirá 250 plazas en fijas para reducir la temporalidad

Personal del SES prepara a un paciente para someterle a una prueba. :: HOY
Personal del SES prepara a un paciente para someterle a una prueba. :: HOY
  • El objetivo de la administración es comenzar a acatar la normativa europea y cubrir los nuevos puestos con interinos

No serán cien sino 250 las plazas ocupadas por eventuales que se convertirán en fijas. Son aquellas que llevan funcionando más de dos años y que ahora pasarán a formar parte de la plantilla del SES.

Fue el pasado mes de febrero cuando el órgano autónomo anunció públicamente que llevaría a cabo un plan de estabilidad para reducir la tasa de temporalidad en la sanidad pública extremeña, que se sitúa hoy por encima del 21% cuando lo recomendable es que no supere el 8%. Entonces aseguró que, en el marco de ese plan, un centenar de plazas ocupadas por eventuales se convertirían en fijas.

Para comenzar a reducir la temporalidad, dar estabilidad a las plantillas y cumplir con el mandato de Europa, que prohíbe que se renueven nombramientos temporales, por tanto que se sumen contratos para atender necesidades que son permanentes en los diferentes servicios sanitarios.

La administración contó con el visto bueno de las centrales sindicales en la Sectorial de Sanidad donde planteó su plan de estabilidad. No en vano, llevan tiempo reclamando una reducción de la tasa de temporalidad. Por eso los sindicatos también señalaron entonces que el número de plazas susceptibles de ser convertidas en fijas debería situarse por encima del centenar propuesto por la administración. Y pidieron un estudio de las plantillas para determinar qué número de plazas llevaban funcionando más de dos años, puesto que todas ellas debían ser las que se convirtieran. No solo por el mandato europeo, sino porque a ello también obliga el Estatuto Marco.

Tras el pertinente estudio, el gerente del SES, Ceciliano Franco, asegura que serán 250 las plazas ocupadas por eventuales que finalmente se convertirán en fijas. «Son plazas que están por encima de la plantilla y que no se han podido sacar debido a las sucesivas tasas de reposición que hemos tenido», explica. Plazas que no se podían crear por ello, pero puestos de trabajo que han venido funcionando en los últimos años, en cualquier caso, ocupados por eventuales.

«Porque si un servicio solo tiene dos plazas de cardiólogo creadas en plantilla, porque son las que se permiten, pero el servicio necesita tres facultativos, pues se ha estado contratando como eventual a este tercero».

Por eso el SES ha contabilizado 250 plazas fuera de plantilla que llevan funcionando más de dos años. Son las que quiere convertir en fijas. «Lo que resta por estudiarse es cómo se cubrirán estas nuevas plazas hasta que puedan sacarse a oposición», concluye Franco. Un asunto que se debatirá en mesa sectorial para ser negociado con las centrales sindicales.