Hoy

La Junta exige electrificar la vía del tren hasta la frontera con Portugal

Paso ferroviario fronterizo sobre el río Caya, junto a Badajoz.
Paso ferroviario fronterizo sobre el río Caya, junto a Badajoz. / C. Moreno
  • Los técnicos de la Administración regional formarán parte de una comisión con Adif para hacer un seguimiento de las obras en marcha

La Junta de Extremadura exige al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias  que la electrificación de la línea prevista entre Plasencia y Badajoz se extienda hasta la frontera portuguesa para facilitar las conexiones con el tendido del país vecino.

La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, trasladó ayer esta petición en un encuentro que tuvo lugar en Madrid con el presidente de Adif, Juan Bravo, y la directora general de Infraestructuras Ferroviarias, Isabel Pardo de Vera. La consejera recalcó el buen ambiente de la reunión y destacó que se trata de la primera vez que se produce una entrevista de este tipo entre la Junta y el organismo público.

En esta reunión la consejera expuso las principales demandas del Gobierno regional. Adif Alta Velocidad (filial de Adif) trabaja en la actualidad en la conclusión de los tramos de la plataforma de alta velocidad entre Plasencia y Cáceres con el objetivo de poner en servicio un tren de altas prestaciones. Asimismo, ya ha iniciado la instalación de vías entre Cáceres y Mérida, y está previsto que también se dé ese paso entre Mérida y Badajoz. La previsión es terminar estas obras en 2019, y un año después electrificar este corredor. Las inversiones se completarían con la adecuación de las estaciones actuales para albergar estos nuevos servicios y la mejora del tendido entre Humanes, en Madrid, y Monfragüe, cerca de Plasencia.

La consejera afirmó al término del encuentro que exigió a Adif que la nueva plataforma no termine en Plasencia, sino que continúe hasta Madrid. En la actualidad hay dos tramos en obras o casi terminados cerca de Navalmoral de la Mata, pero hay otros cinco pendientes en el territorio de la comunidad. En Castilla-La Mancha (la línea a Extremadura conectaría en Pantoja, Toledo, con el AVE Sevilla-Madrid para acceder a la capital española) no hay nada hecho.

Asimismo, García Bernal pidió la electrificación de la línea hasta la frontera portuguesa, «teniendo en cuenta que Portugal va a licitar también su electrificación». Según el proyecto que maneja Adif, la instalación de catenaria para un tren eléctrico abarcaría desde Plasencia a Badajoz, incluyendo las estaciones, pero no se prolongaría hasta Elvas.

La petición de la Junta implicaría mejorar y electrificar el tendido actual hasta la frontera, para lo que habría que definir la conexión con la red lusa; o bien ejecutar el tramo pendiente de la plataforma de alta velocidad desde Novelda del Guadiana a Elvas, aunque en este caso habría que plantear los accesos a la estación pacense.

Junto a esto, la consejera solicitó la mejora de las vías entre Badajoz y Puertollano, en Ciudad Real (bastaría con arreglarlas a partir de Mérida), así como recuperar el proyecto del intercambiador de Brazatortas. Esto permitiría que trenes dotados de doble eje puedan circular indistintamente por la línea convencional, con vías de ancho ibérico, y por el AVE Madrid-Sevilla, de ancho internacional o estándar (23,3 centímetros más estrecho).

Comisión de seguimiento

Junto a esto, la consejera reclamó la constitución de una comisión formada por técnicos de Adif y de la Junta de Extremadura para hacer un seguimiento periódico del desarrollo de las obras y los proyectos.

Según dijo, esta comisión se creará «sin ningún problema» en las próximas fechas, lo que permitirá a los técnicos de la Administración regional tener información sobre la ejecución de los trabajos.

Por último, Begoña García solicitó que haya una interlocución única con el organismo público, para tratar tanto las obras en la línea de Plasencia a Badajoz (encomendada a la filial Adif Alta Velocidad) como el resto de actuaciones en la región (de las que se encarga Adif).