Hoy

El SES ahorrará 30 millones de euros con el contrato único de laboratorio

Laboratorio del Hospital de Mérida, incluido en el contrato único de reactivos. :: j. m. romero
Laboratorio del Hospital de Mérida, incluido en el contrato único de reactivos. :: j. m. romero
  • Sanidad señala que las áreas mantendrán su estructura pero todas comprarán los mismos productos a un precio cerrado

El Servicio Extremeño de Salud (SES) ahorrará 30 millones de euros con el contrato unificado de laboratorio, que permitirá agrupar las compras para todos los hospitales de la región e implantar un sistema único de gestión.

La previsión inicial era llegar a un ahorro de costes de 40 millones de euros durante los cuatro años de duración del contrato gracias a la compra unificada de grandes cantidades de productos. Finalmente no se llegará a una cifra tan alta, pero la cuantía conseguida durante la tramitación es más que estimable para un procedimiento que contaba con un presupuesto de licitación de 73,5 millones de euros (IVA incluido).

El contrato de reactivos para laboratorios fue puesto en marcha por el Gobierno del popular José Antonio Monago a finales de la pasada legislatura y suponía el mayor concurso de suministro en la historia del SES. El procedimiento recibió 44 ofertas, pero fue recurrido ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, lo que supuso su paralización.

La reclamación presentada por una empresa fue desestimada, por lo que pudo seguir adelante. Pero primero había que resolver otro concurso pendiente de la pasada legislatura. En paralelo al contrato de reactivos salió a licitación otro, dotado con 3,6 millones de euros, para implantar un sistema de información de laboratorios, necesario para disponer de un modelo unificado en la región.

Después de que este contrato fuera adjudicado, se pudo seguir adelante con el de reactivos, que plantea designar un proveedor único para 26 laboratorios de los 14 hospitales de la región, así como para el Centro de Alta Resolución de Trujillo y el Banco Regional de Sangre, implantado en Mérida. El procedimiento elegido es el de acuerdo marco, que permite fijar precios a los que deberán someterse las compañías en las compras que se realicen durante los próximos cuatro años.

El concurso aún no ha terminado, pero ya hay sobre la mesa una propuesta de adjudicación. Los datos son por tanto provisionales a la espera de que las empresas aporten la documentación requerida, pero ya se puede estimar el ahorro que se obtendrá. La Administración regional cree que la adjudicación se formalizará previsiblemente en la segunda quincena de abril.

Según indica el SES, de los 52 lotes licitados sólo cuatro han sido declarados desiertos. Suman un importe de algo más de 950.000 euros. Los 48 lotes restantes contaban por tanto con un presupuesto de licitación de 72,54 millones de euros.

La propuesta de adjudicación asciende a 42,5 millones de euros, con lo que de completarse lo previsto se produciría un ahorro de algo más de 30 millones de euros, el 41% del importe de licitación total.

Unificar los criterios

La adjudicación de este expediente supondrá la unificación de actuaciones por parte de las ocho áreas de salud de la región: Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia, Don Benito-Villanueva, Navalmoral de la Mata, Coria y Llerena-Zafra.

Hasta la fecha, no sólo cada área sanitaria adquiría los productos por su cuenta, sino que incluso laboratorios situados dentro de una misma ciudad tramitaban expedientes de compra de forma independiente. Esto encarecía los costes, ya que además de tratarse de pequeñas partidas de mercancía en ocasiones había que recurrir a procedimientos de urgencia.

El SES señala que la unificación implicará que a partir de ahora todas las áreas utilizarán los mismos productos, comprarán a los mismos precios y tendrán los mismos proveedores, equipamiento de laboratorios y sistemas de información.

En cualquier caso, recalca que las áreas de salud conservarán su estado actual en materia de estructura y organización. «El expediente no supone la unificación física de los laboratorios y, por lo tanto, no afecta en modo alguno a los profesionales», añade.