Hoy

«La causa de gran parte de nuestros accidentes es el mal estado de las carreteras»

Moteros participantes en la protesta:: J.M. ROMERO
Moteros participantes en la protesta:: J.M. ROMERO
  • Cientos de moteros de toda Extremadura se reunieron ayer en Mérida para reivindicar mejores medidas de seguridad

«Tengo un compañero que perdió el brazo a la altura del hombro hace tres semanas contra un guardarraíl». Lo contó ayer David Durán, presidente de la Federación de Moteros de Extremadura (Femotex) en una concentración con cientos de aficionados a las motos que pidieron en Mérida más seguridad vial. Tras recorrer con sus vehículos la capital autonómica leyeron un comunicado en el que defendieron que gran parte de los accidentes que sufren se deben al mal estado de las carreteras.

Hay líneas pintadas que hacen resbalar a las motos o puntos negros para estos vehículos sin señalizar, como las curvas que suelen tener gravilla. Además están los guardarraíles, su mayor enemigo. Cuando un motorista sufre un accidente, la fuerza suele impulsarle contra estas protecciones metálicas. Su cuerpo se cuela por la parte inferior y los listones que sujetan la defensa funcionan como cuchillas. «A más de 30 kilómetros por hora ya pueden amputar. Un ciclista puede llegar a esa velocidad y cortarse si cae», se lamentaba ayer Durán.

La convocatoria se repitió en todas las comunidades autónomas del país. Se trata de una iniciativa impulsada por la IMU (Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas) que pretende que el Gobierno ponga en marcha las medidas de seguridad que los motoristas reclaman desde hace años. Las estadísticas muestran, además, que los accidentes mortales de motoristas están aumentando mientras que las cifras de siniestros en carretera, en general, han bajado. 2015 fue un año negro, ya que sumó el número más alto de motoristas fallecidos en una década.

«Suena a barbaridad, pero lo que están haciendo con nosotros es un genocidio», se lamentó ayer el presidente de la federación extremeña.

Ante esta situación han decidido movilizarse. En Extremadura, en principio, iban a concentrarse en Cáceres y Badajoz, pero finalmente decidieron unirse todos y acudir a la capital. Así, Mérida fue recibiendo a lo largo de la mañana grupos de motos de distintos puntos de la región. A las 12.30 horas la caravana de motociclistas recorrió el centro de la ciudad y a las 13.00 horas pararon para leer un manifiesto.

El encargado fue Antonio Márquez, del Custom Club Moteros de HOY y bloguero de este periódico. «La principal reivindicación es más seguridad vial y que respeten lo que dicen que van a hacer, pero no se hace nunca», indicó este aficionado.

Se salvarían vidas

Márquez puso varios ejemplos de compromisos para mejorar las carreteras para las motos que no acaban de concretarse. «Han aprobado que se identifiquen y señalicen los puntos negros, pero hay que hacerlo y no llega», dijo. Las curvas en las que se forma gravilla o con cambios en el peralte suelen ser las más peligrosas a la hora de ir en motocicleta. Con una advertencia para los conductores se evitarían parte de los siniestros.

En este punto David Durán afirma de forma tajante que las medidas que solicitan salvarían vidas. «Y que no digan que es por dinero. Podrían poner la pintura transversal con mayor indice de rozamiento (es decir, señales horizontales que no hagan resbalar a las motos). En esta región hay pasos de peatones de mármol, así que por dinero no es».

Otro problema son las zonas de baches que se parchean, pero no se asfaltan correctamente. En estos puntos también suelen producirse accidentes.

La mayor cuenta pendiente, sin embargo, son los guardarraíles. Márquez explicó ayer que esperan que se instale el sistema SRC. Se trata de unas protecciones que impiden que los motoristas pasen por debajo de los quitamiedos, lo que impide que se corten con los listones. Esta suele ser la causa de las amputaciones y las heridas más graves que sufren los aficionados a las motos.

Temas