Hoy

El SES podrá sacar a oposición cerca de 5.000 plazas en tres años

Opositores esperan para entrar a realizar un examen del SES en una imagen de archivo. :: HOY
Opositores esperan para entrar a realizar un examen del SES en una imagen de archivo. :: HOY
  • Son el 90% de las vacantes que permite el Gobierno central y los sindicatos reclaman un pacto sobre procesos selectivos que incluya un baremo homogéneo

El objetivo es reducir la alta tasa de temporalidad en el empleo público a través de una excepcional oferta de plazas. Para ello, el Ministerio de Hacienda y los sindicatos CSI-F, UGT y CC OO han alcanzado un acuerdo por el que las comunidades autónomas podrán sacar hasta el 90% de sus plazas interinas sin que se tenga en cuenta la tasa de reposición.

En el conjunto del país ese porcentaje supone casi 130.000 plazas de empleo público sanitario y en el Servicio Extremeño de Salud (SES), cerca de 5.000.

«A 1 de enero del pasado año teníamos 4.321 interinos según los datos que nos ha facilitado el Ministerio; una cifra a la que hay que sumar las eventuales que el SES quiere convertir en fijas, aquellas que llevan más de dos años funcionando», explica Emilia Montero, de CSI-F. «Por lo que el 90% de este total serán al menos unas 3.800 plazas», añade. Pero según sus cálculos, a estas plazas se tendrán que sumar todas las jubilaciones producidas entre 2016 y 2019. «Y según los datos recogidos en el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del SES esta cifra asciende a 1.400 y se tienen que sacar el 100%, es decir, la totalidad».

Es el motivo por el que a su juicio serán más de 5.000 las plazas que el SES tendrá que sacar a oposición en el plazo de tres años, en cumplimiento del acuerdo alcanzado por el ministro Cristóbal Montoro con los representantes de su sindicato, CC OO y UGT. Centrales, asimismo, que coinciden en que las plazas que puede sacar el SES rondarán las 5.000.

«Lo que no está cerrada es la fórmula en la que se tendrán que sacar estas plazas», destacó Francisca Gómez, de Comisiones Obreras. «Puede que se acuerde la misma fórmula para todas las comunidades o que, por el contrario, cada una decida cómo ejecutar la oferta, que puede ser en un solo año o en más», agrega. En cualquier caso, el acuerdo busca que en un plazo máximo de tres años –en Sanidad y en Educación fundamentalmente– la tasa de temporalidad se reduzca al 8% (en el SES está entre el 21 y el 22%), para dar así estabilidad a las plantillas y cumplir con el mandato del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que prohíbe que se utilicen los nombramientos temporales para funciones permanentes.

Respecto a la fórmula para ejecutar esta oferta de empleo público, el consejero de Sanidad, José María Vergeles, propuso ayer convocar dichas oposiciones «de la misma forma o de una forma parecida» en todas las comunidades autónomas y que sea en el seno del Consejo Interterritorial donde se tomen las decisiones acerca del calendario de esta oferta.

Primero, el calendario

Por su parte, los sindicatos extremeños solicitaron ayer a los responsables del SES, en la Mesa Sectorial celebrada, que se trabaje en un pacto sobre procesos selectivos y traslados antes de determinar el número de preguntas de los exámenes y tiempo que se destina a las mismas, los baremos o a qué porcentaje de aprobados se les valoran los méritos. «Porque esto, que es lo que está haciendo el SES, es empezar la casa por el tejado», señaló Emilia Montero. «Lo que no tiene sentido es que hablemos de cuántas preguntas va a tener un examen sin haber fijado antes el temario, por ejemplo», añadió.

«Es preciso que antes establezcamos en un pacto, documento, acuerdo o como se quiera llamar que habrá oposiciones y traslados cada dos años, de forma alterna; qué plazos hay para resolver cada etapa de los procesos, qué porcentaje se destina a la nota de oposición y cuál al concurso... En definitiva, lo que tienen que ser las bases generales de una convocatoria», argumentó Francisca Gómez.

«Es por donde hay que empezar porque es la fórmula precisa para dar certidumbre a los trabajadores y a los opositores», ratificó Felipe Bachiller, de UGT.

Un pacto sobre procesos selectivos y traslados que, en cuanto a los baremos, es decir, los méritos que se valoran en la fase de concurso a los que aprueban el examen de oposición, los sindicatos piden que sean homogéneos para todas las categorías. Rechazan, por tanto, la propuesta que ayer les plantearon los responsables del SES, que establecen diferencias por categorías, así como el hecho de que estos solo se les valoren a una parte de los opositores que hayan aprobado. Como también ha propuesto la administración, planteando que la fase de oposición la superen solo tres aspirantes por plaza convocada.