Hoy

Juan Carlos Moreno Piñero, fotografiado en Badajoz. :: j. v. arnelas
Juan Carlos Moreno Piñero, fotografiado en Badajoz. :: j. v. arnelas

«El 'brexit' es sólo una ocasión en que Europa se pone a prueba»

  • Está al frente de la institución que encarna el esfuerzo de la región por construir Europa, en cuyo futuro cree. Donde unos ven crisis en la UE, él ve una oportunidad

  • Juan Carlos Moreno Piñero Director de la Academia Europea de Yuste

Juan Carlos Moreno Piñero (Villafranca de los Barros, 1961) dirige desde julio del año pasado la Fundación Academia Europa de Yuste, la institución extremeña que encarna, desde hace justo ahora 25 años, la contribución de Extremadura a la construcción de Europa como entidad política.

Juan Carlos Moreno Piñero es doctor en Derecho, ha sido juez durante tres años, abogado, profesor en la Escuela Universitaria de Santa Ana en Almendralejo y un experto en fundaciones, tanto desde el punto de vista teórico como del ejercicio profesional.

Las fundaciones fueron el objeto de su tesis doctoral y sobre fundaciones versa un trabajo por el que recibió en 2015 el premio Antonio Cuéllar Gragera de investigación jurídica. Y ha dirigido la Fundación Schlegel y ha sido patrono y secretario de la Fundación San José de Villafranca y de la Fundación Centro de Estudios Presidente Rodríguez Ibarra. Ahora, desde la Fundación Academia Europea de Yuste pretende extender la idea de Europa entre los escolares extremeños. Es consciente de que, a causa del 'brexit', la Unión está atravesando un momento de gran incertidumbre, pero se confiesa optimista y lejos de considerar que la salida del Reino Unido va a suponer un retroceso en la construcción europea, lo entiende como una oportunidad de avanzar en ese proceso; una prueba más que superar en ese camino.

De todo ello habla en esta entrevista. También del momento de cambio que se vive en la propia Academia Europea, puesto que está en marcha su proceso de fusión con el Centro Extremeño de Estudios y Cooperación con Iberoamérica, el Cexeci.

El próximo 9 de abril se cumple el 25 aniversario de la Fundación Academia Europea de Yuste. Extremadura es una región pobre y en este cuarto de siglo ha hecho un esfuerzo por mantener en alto la bandera de Europa a través de la Fundación. ¿Cuál es su relación coste-beneficio?

Sólo tengo un modo de calificar esa relación: totalmente positiva. Quizás la pregunta obedezca al hecho de que la Academia es mucho más conocida en España y en Europa que en la región. Sólo por el Premio Carlos V, que la Fundación otorga a personalidades que se hayan destacado por su contribución a la construcción europea, Extremadura transmite una imagen de excelencia que es muy importante. Le doy un dato sobre el prestigio de este premio: para el de este año nos han llegado 36 candidaturas, que han sido propuestas desde 14 países. El año pasado sólo tuvimos 17 candidaturas. El año pasado tuvimos 21 peticiones para las becas que van asociadas al premio. En este momento llevamos ya 110 peticiones para el premio de este año. El presupuesto que tenemos, de 700.000 euros, está magníficamente rentabilizado. Tenga en cuenta que con ese dinero pagamos todo. También las becas de los alumnos que realizan los cursos de verano. Este año tenemos 8 cursos de verano y cada uno de ellos va con 40 alumnos becados. Estamos hablando de dar entre 300 y 400 becas. Lo que quiero decir es que desde la Fundación estamos potenciando el conocimiento exterior y el prestigio de Extremadura fuera de España.

De entre esas actividades de la Fundación, ¿destacaría alguna por su importancia?

En el plano de la formación, yo destacaría los cursos y las becas para los doctorandos. Este año tenemos becados a diez doctorandos en asuntos europeos. Cada uno de ellos tiene un currículum impresionante porque han sido seleccionados entre 110 personas que optaron a ellas. Que nosotros ayudemos a diez alumnos europeos en sus tesis doctorales me parece un dinero público magníficamente empleado porque, además, muchos de estos alumnos, que desde el inicio de este programa ya son 80, ocupan puestos preeminentes en las instituciones europeas. Son embajadores de Extremadura porque están agradecidas a esta región y a Yuste por haberles ayudado a acabar sus tesis doctorales.

¿Todo el esfuerzo de la Fundación en becas va dirigido a universitarios y a ya titulados que se embarcan en sus tesis doctorales?

Hasta este momento sí, pero yo quiero potenciar la idea de Europa en los colegios, entre los escolares de Primaria y Secundaria para crear una cantera. Nuestro proyecto es a largo plazo y en este sentido queremos que los escolares de 12-14 años empiecen a oír qué es Europa. Ahora mismo, una de las actuaciones que está emprendiendo la Fundación es llevar la idea de Europa a los colegios de Extremadura. ¿Por qué? Porque existe un gran desconocimiento en Primaria e incluso en Secundaria sobre el proyecto europeo y sus instituciones. Tenemos que forjar una cultura de Europa que no existe. Muchos podremos ubicar dónde están situados los países, pero eso no significa ni mucho menos que tengamos una identificación cultural con el fenómeno de Europa. Ese es un gran reto.

¿Este proyecto de llevar Europa a los colegios es parecido al de la Semana de Extremadura en la Escuela, como se hizo hace ya bastantes años, cuando todos los centros de la región se implicaban en esa iniciativa? ¿Están trabajando en hacer la Semana de Europa en la Escuela?

No es exactamente así. Lo hemos ensayado en Navalmoral, donde hemos alcanzado un acuerdo con el Ayuntamiento y con todos los colegios de la localidad. Los escolares van un día al Monasterio de Yuste donde se les explica qué significa ese enclave para Europa y tenemos también una vídeoconferencia con nuestra oficina en Bruselas y desde allí se les informa sobre las instituciones europeas y para qué sirve cada una de ellas. Al final los escolares hacen un trabajo y participan en un concurso que premia a los mejores. La idea del trabajo responde a la pregunta '¿Qué es Europa para ti?' Queremos que esta misma idea se extienda a más colegios y estamos abiertos a acoger a todos los que quieran colaborar con nosotros.

Usted tomó posesión como director gerente de la Fundación Academia Europea de Yuste a mediados de julio del año pasado. ¿Qué ha hecho desde entonces?

Revitalizar la institución.

¿Lo necesitaba, entonces?

Ha estado más de un año sin director. Y el anterior director, Enrique Barrasa, simultaneó el cargo en la Fundación con el de Acción Exterior. No hay un director dedicado en cuerpo y alma a Yuste desde Antonio Ventura, que se jubiló no mucho después de acceder José Antonio Monago a la Presidencia de la Junta.

Leer entrevista completa en Edición Papel y Kiosko y Más.