Hoy

Simex propone cambios en las oposiciones para no limitar las baremaciones

Simex propone cambios en las oposiciones para no limitar las baremaciones
  • El Sindicato Médico de Extremadura considera que la administración no es la que debe limitar el número de aspirantes y que debe limitarse a asegurar la libre y justa competencia entre ellos

El Sindicato Médico de Extremadura (Simex) considera que es posible introducir mejoras en las oposiciones que convoque el Servicio Extremeño de Salud (SES) sin que sea necesario limitar las baremaciones a tres aprobados por plaza como pretende la Junta de Extremadura.

En un comunicado, este sindicato médico sale al paso de las declaraciones del consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, en la Asamblea de Extremadura, donde justificó esta decisión en la necesidad de fomentar el empleo joven, evitar la judicialización del proceso y agilizarlo.

El Simex considera que para fomentar el empleo joven basta con convocar oposiciones periódicas cada dos años, con lo que se evita "que la media de edad de los interinos no sea tan joven", además de fomentar la seguridad en el sistema de examen "que no posibilite la filtración del mismo a ningún opositor".

Este sindicato añade que en la era de la informática se podría, por ejemplo, utilizar un banco de preguntas del que sacar aleatoriamente las mismas para el examen el día en que este esté fijado, con lo que se garantiza el principio de igualdad.

En cuanto a los méritos, cree que hay modificar el sistema de baremos, "tanto en los criterios baremables como en cuánto se barema y lo que se barema" y cita como ejemplos aspectos como investigación docencia o publicaciones.

En su opinión, "la capacidad se va adquiriendo día a día y no se puede limitar la entrada a la fase de concurso".

Respecto a agilizar el proceso, considera que hay que trabajar en formas que lo faciliten y, por ejemplo, cita la bolsa telemática existente en el SES, cuya puntuación se podría verter en un proceso de oposición.

Añade que bastaría con tener los mismos baremos en la bolsa y en la oposición, con lo que sólo habría que baremar los méritos entre actualizaciones de bolsa.

Otra ventaja que tendría este sistema es que el tiempo trabajado en el SES, lo aportaría la administración de oficio, "ahorrándose así mucho en burocracia".

El SImex entiende que por todo ello, la administración no es la que debe limitar el número de aspirantes y que debe limitarse a asegurar la libre y justa competencia entre ellos.