Hoy

El SES propone que pasen la primera prueba tres opositores por cada plaza

Aspirantes en un examen de oposición para entrar en el SES.
Aspirantes en un examen de oposición para entrar en el SES. / HOY
  • Los sindicatos rechazan la fórmula y exigen que se baremen los méritos a todos los que obtengan a partir de un 5 en el examen

Tres aspirantes por plaza. Esta es la propuesta de la Consejería de Sanidad para agilizar los procesos selectivos del SES. Como los anteriores, constará de una oposición (examen) y de un concurso (valoración de los méritos adquiridos). Y el órgano autónomo plantea que solo superen la primera fase, la de oposición, el triple de aspirantes de las plazas convocadas. Es decir, que solo se considere aprobados a tres aspirantes por cada plaza, más en el caso de que haya empates.

Es el planteamiento que los responsables del SES han plasmado por escrito y entregado a los sindicatos en su propuesta de convocatoria de oposiciones. En la que también recoge que, para los aspirantes del turno libre, el ejercicio consistirá en contestar en 162 minutos a un cuestionario formado por 150 preguntas con cuatro respuestas alternativas, de las que sólo una de ellas será la correcta. De dicho cuestionario 15 preguntas versarán sobre el programa de materias comunes y, además, contendrá otras 12 preguntas adicionales tipo test, de las que 2 versarán sobre el programa de materias comunes. Estas preguntas sustituirán correlativamente a aquellas preguntas que, en su caso, sean objeto de anulación con posterioridad al inicio del ejercicio.

Pero de todos aquellos que se presenten a la oposición, solo superarán el examen el triple de aspirantes de plazas convocadas. El objetivo de la medida es agilizar el proceso y resolver la convocatoria en el menor tiempo posible, evitando así que se alargue en el tiempo. También disminuir las opciones de judicialización. Puesto que la mayoría de los contenciosos relacionados con las oposiciones se deben a discrepancias de los aspirantes con la valoración de sus méritos, el SES cree que reduciendo el número de aspirantes que tienen que ser baremados, descenderán los recursos judiciales.

Sin embargo, el planteamiento de la administración de cara al próximo proceso selectivo del SES, cuenta con el rechazo sindical. «Estamos en contra, porque consideramos que tienen que estar aprobados todos aquellos que saquen a partir de un 5 en el examen y, por tanto, a todos ellos se les tienen que valorar y sumar los méritos», afirma María José Rodríguez Villalón, del sindicato médico Simex. «Si quieren agilizar el proceso tendrá que venir por otro lado», añade.

Por ejemplo, «liberando a los tribunales y permitir a sus cinco miembros dedicación exclusiva, de tal modo que durante un mes o dos se dediquen de forma completa a las oposiciones», señala Emilia Montero, de CSI-F. «Y si para valorar los méritos de las categorías más numerosas necesitan ayuda, que la administración contrate a más personal para esta tarea». Según Montero, «es así como se agiliza un proceso selectivo» y se evita lo ocurrido en las dos convocatorias de oposiciones desarrolladas con anterioridad por el SES desde el traspaso de las competencias, la de 2007 y la de 2011.

«No puede ser que cada miembro de un tribunal busque un hueco libre en su actividad diaria y que tenga que cuadrar con el resto para poder mantener una reunión al mes y que la siguiente tenga lugar otros 30 días después; así es como se alargan los procesos», explica la responsable del CSI-F.

Por este motivo, reclama tribunales liberados y con dedicación exclusiva. «Pero no fijar un número de aspirantes por plaza», señala Emilia Montero. «Todos aquellos que saquen un 5 han aprobado la oposición y, por tanto, tienen derecho a ser baremados», defiende. «Porque de lo contrario no se estarían respetando los principios de igualdad, mérito y capacidad que deben regir un proceso selectivo».

Explica que una persona con un 6,5 en el examen puede alcanzar el 10 con la suma de sus méritos y, por tanto, adelantar a otra que pueda lograr un 8 en el examen. «Pero si al del 6,5, no se le valoran los méritos no podrá conseguir una plaza en propiedad, y esto no puede ocurrir porque estamos hablando de un concurso-oposición», zanja.

En el mismo sentido se expresaron el resto de centrales en la Sectorial celebrada ayer. «Con el 5 de siempre se tiene que aprobar y todos aquellos que lo superen tienen que ser baremados; si la administración tiene que contratar a más personal para ello, además de liberar a los miembros de los tribunales, que lo haga», resumió el coordinador autonómico del sindicato de enfermería Satse, Damián Cumbres.

La única central -CC OO lo tiene que analizar en su ejecutiva- con una postura diferente es UGT. Felipe Bachiller señala que la propuesta de esta central, a falta de conocer las condiciones del baremo, es que se consideren aprobados todos los que consigan un 5 y que todos ellos se autobaremen. «De tal modo que después la administración coteje solo los 300 primeros de cada categoría, es decir, tres por cada plaza convocada», explica Bachiller. «Pero son baremados todos los que superen el 5», añade. «Se trata de aplicar el sistema informático de las bolsas a las oposiciones». Según UGT, «no puede ser que queramos oposiciones y concursos de traslados cada dos años, pero que no queramos introducir filtros para agilizar los procesos», dice Felipe Bachiller.

Por otro lado, los sindicatos han pedido de nuevo el documento que recoge la integración de Atención Continuada, UGT también la oferta de empleo de este año y CSI-F, por su parte, que a comienzos de mayo se conozca el porcentaje de sustituciones que prevé realizar el SES el próximo verano.