Hoy

Padres de alumnos piden a Educación que no se puntúe el bilingüismo

Imagen de archivo de una profesora impartiendo clase bilingüe en inglés en un instituto.
Imagen de archivo de una profesora impartiendo clase bilingüe en inglés en un instituto. / HOY
  • Solicitan una reunión con el presidente Vara para reclamarle que se revise el decreto que regulará la admisión de alumnos el próximo curso

La iniciativa partió de Mérida pero ha alcanzado a otros puntos de la región. Asociaciones de padres y madres de alumnos de la capital extremeña, pero también de Badajoz, Cáceres, Plasencia, Coria, Cilleros o Serradilla reclaman que se revise el decreto de escolarización. Consideran que con el mismo se beneficia a los alumnos procedentes de secciones bilingües y que, por tanto, esto supone una discriminación con respecto al resto del alumnado extremeño.

Las secciones son programas educativos en los que se imparten al menos una materia del currículum en inglés o, en su defecto, el idioma elegido. En Extremadura hay 274 secciones bilingües repartidas por los centros educativos: 152 en Primaria, 113 en Secundaria y 9 en Formación Profesional. La inmensa mayoría de ellas están centradas en el inglés y el resto de idiomas son minoritarios. Y entre todas suman unos 20.000 alumnos.

El Consejo Escolar de Extremadura dio luz verde el 30 de noviembre al decreto de admisión de alumnos. Es decir, a los criterios que a partir del próximo curso establecerán la puntuación obtenida por cada escolar para acceder al centro educativo que elija. Y uno de esos criterios, que se puntuará de 1 a 3, es el proceder de una sección o centro bilingüe.

Este criterio motivó que la Consejería de Educación se encontrara entonces con el rechazo de los padres. De hecho, en la permanente del Consejo Escolar, reunida el 16 de noviembre, la Federación Regional de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Freapa) protagonizó el único voto en contra del decreto de admisión. Por considerar que dar puntos a los alumnos procedentes de secciones o centros bilingües genera desigualdades entre los escolares.

Sin embargo, el voto en contra de Freapa fue abstención en el pleno del Consejo Escolar. «Aunque tenemos reservas, hemos optado por la abstención porque los responsables de la consejería nos han garantizado que el baremo con respecto a la procedencia de las secciones bilingües no determinará la admisión», explicó entonces Joaquín León, presidente de Freapa.

Es el mismo argumento que la consejería ha mantenido hasta la fecha, que garantiza que el criterio no es discriminatorio.

«Aunque el proyecto de decreto otorga entre 1 y 3 puntos a los alumnos que han cursado Educación Primaria en un centro o sección bilingüe, en la mayoría de los casos supondría un punto en el baremo, frente a los 10 establecidos por proximidad del centro al domicilio, o los 4 por tener un hermano matriculado en el centro solicitado», explicó entonces el departamento que dirige Esther Gutiérrez. Recordó que el objetivo es potenciar el plurilingüismo en la escuela extremeña y, por eso, puntuar la procedencia bilingüe es un aliciente para que los escolares se decanten por acceder a centros y secciones.

«Sería poco racional no favorecer la continuidad del alumnado en los programas que vienen cursando por el hecho de cambiar de etapa y, en ningún caso, se priva al alumnado que no procede de una sección o centro bilingüe de poder acceder a esta, ya que los que no han podido acceder a estas enseñanzas en Primaria, ahora tienen otra oportunidad para poder optar a ellas», destacó el departamento de Educación.

Pero los argumentos de la consejería no han convencido a todos los padres y es el motivo por el que más de una veintena de ampas de la región llevan desde entonces movilizándose para lograr que se revise el decreto de admisión y que se suprima directamente la puntuación por bilingüismo.

Más allá de encuentros varios, alegaciones y cartas de protesta, las ampas están a la espera de mantener una reunión con el presidente regional, Guillermo Fernández Vara. Será a él a quien pidan que se lleve a cabo la revisión del decreto.

Estas ampas consideran, y así lo explican en los escritos enviados a Educación, que un punto por ser alumno procedente de sección o centro bilingüe puede ser determinante para acceder a un instituto. «Imaginemos dos niños en igualdad de condiciones, es decir, de la misma zona, sin ser de familia numerosa, sin tener hermanos y sin ningún criterio más; el que procede de sección bilingüe tendría 11 puntos (uno adicional por este nuevo criterio) y el que no procede de centro bilingüe tendría 10, una diferencia suficiente para quedarse fuera del centro más próximo a su domicilio», ponen de ejemplo las ampas disconformes.

Aseguran, además, que en la mayoría de los casos ni los alumnos ni sus familias tienen la culpa de no proceder de secciones bilingües. Bien porque no entraron en el colegio que las tenía o bien porque el centro en el que estudian no ha podido optar a una sección.

«La última orden publicada por la que se regula la convocatoria de secciones bilingües es de 31 de marzo de 2015, sin que hasta la fecha se haya publicado otra nueva que permita solicitar la sección».

También mantienen que la puntuación por bilingüismo no se recoge en ninguna normativa estatal ni autonómica. «Entonces, si ninguna contempla el criterio de procedencia de una sección bilingüe, no parece oportuno que un decreto lo introduzca con las desigualdades que ello supone».