Hoy

El SES podría superar las dos mil plazas en las oposiciones de este año

Aspirantes se examinan durante la última oposición convocada por el SES.
Aspirantes se examinan durante la última oposición convocada por el SES. / Hoy
  • Quiere aprovechar la anunciada eliminación de la tasa de reposición para reducir la temporalidad en la sanidad pública

El Servicio Extremeño de Salud (SES) convocará nuevas oposiciones este año con un mínimo de 890 plazas, correspondientes a las ofertas públicas de empleo (OPE) de los últimos tres años. La más numerosa fue la aprobada el pasado con 486 plazas.

Sin embargo, este número de plazas podría cuando menos duplicarse si finalmente se lleva a cabo la eliminación de la tasa de reposición. «Si es así y queda recogido en la Ley de Presupuestos, al menos duplicaríamos el número de plazas, porque ya no habría límites y podríamos reducir la tasa de temporalidad que es nuestro objetivo», anunció ayer la secretaria general del SES, Concha Torres.

La tasa de reposición impuesta desde 2012 ha obligado a la administración a que las ofertas de empleo que se aprobaran fueran solo un porcentaje del total de jubilaciones y fallecimientos que se producían en el año. Ese porcentaje ha ido incrementándose hasta alcanzar el 100%, pero en cualquier caso impidiendo que se sacaran a concurso las vacantes existentes en la sanidad extremeña.

En una plantilla de 18.000 trabajadores, la tasa de temporalidad se sitúa hoy en algo más del 21%. Y lo conveniente es que este porcentaje esté entre el 5 y el 8%, como han reconocido tanto el SES como los sindicatos con presencia en el ámbito sanitario. Motivo por el que las centrales han tachado de insuficiente las casi mil plazas fijadas inicialmente en la convocatoria de oposiciones del SES. Porque, a su juicio, son muchas más las vacantes que hay en la sanidad pública extremeña y que se tienen que sacar a concurso para dar estabilidad a las plantillas.

Al estilo docente

Un objetivo, por otro lado, al que obliga el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que ha declarado contraria a derecho la Ley 55/2003 del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud, que permite la renovación de los nombramientos temporales para atender necesidades permanentes del servicio. Acepta que la sustitución temporal de trabajadores se lleve a cabo para atender necesidades de duración limitada, pero deja claro que estos nombramientos no pueden renovarse para desempeñar funciones permanentes y estables incluidas en la actividad normal del personal estatutario fijo.

Concha Torres considera preciso cumplir el mandato judicial y convertir plazas eventuales en fijas  aquellas que se han mantenido más de dos años como señala el Estatuto Marco.

El problema hasta ahora ha sido la Ley de Presupuestos y la tasa de reposición impuesta desde 2012. «Ahora con la eliminación de esta tasa sí es posible reducir la temporalidad», mantiene. De ahí que adelante que, cuando sea una realidad, se llevará a cabo un estudio sobre la convocatoria de oposiciones  «porque será posible sacar más plazas y reducir la tasa temporalidad».

Según las centrales, ese número de plazas debería ser muy superior al doble, porque son muchas las interinidades que hay en la sanidad extremeña. «Según los datos del Plan de Ordenación de Recursos Humanos, hay más de 4.500 temporales», detalla Felipe Bachiller, de UGT.

Por ello, al igual que el resto de centrales –CSI-F, CC OO, Satse, Simex y Usae– defienden la necesidad de sacar todas las vacantes. En una macro oposición, además, que coincida en fechas con las que se celebren en el resto de comunidades autónomas, al estilo de las oposiciones docentes.