Hoy
Cantera de pizarra en Villar del Rey. :: hoy
Cantera de pizarra en Villar del Rey. :: hoy

La pizarra y el granito de Villar del Rey reviven con las exportaciones

  • Suponen el 70% de su facturación para Natural Stones SL, continuadora de la actividad de las dos empresas locales que desaparecieron

La teja de pizarra de Villar del Rey vuelve a llenar el mercado británico e irlandés. Mientras, el singular granito negro del pueblo pacense ha tomado fuerza en Israel. Y Japón, Mónaco, Francia o Suecia se han sumado a la cada vez más amplia cartera de clientes foráneos de una industria extremeña de renombre que empieza a resurgir tras su ocaso de principios de esta década. Todo son buenas noticias para Villar del Rey Natural Stones SL, empresa que cerró 2016 con el doble de trabajadores y de facturación respecto al año anterior. Ahora tiene una plantilla de 27 empleados y sobrepasa el millón de euros en ventas.

«Estamos contentos porque en dos años hemos conseguido poner en marcha una industria histórica y tenemos buenas perspectivas para seguir creciendo», resume al diario HOY Joaquín Pitarch, uno de los dueños de Villar del Rey Natural Stones. Es una sociedad formada por los hermanos Pitarch (del mercado eléctrico con presencia en la provincia cacereña) y los también hermanos Sevilla Díaz, de Áridos Sevilla Nevado, también asentados en Cáceres.

Natural Stones se quedó en 2013 con los activos de las dos industrias de pizarra y granito que operaban en Villar del Rey (2.240 vecinos, mancomunidad integral de Lácara-Los Baldíos) hasta que fueron a liquidación.

Los Pitarch y los Sevilla retomaron la actividad de sus canteras en 2014. «Pensamos que se podían volver a poner en valor las históricas y prestigiosas canteras de pizarra y granito negro de Villar del Rey, canteras que dejan un producto de excelente calidad y que tenía una importante cuota de mercado hasta que la crisis golpeó a las industrias», relata Joaquín Pitarch.

En realidad, el granito no dejó de funcionar y ya en 2014 retomó su actividad aunque de forma modesta. En cuanto a la pizarra, tras abrirse nuevos frentes, los trabajos a pleno rendimiento comenzaron a partir del verano pasado. De esta forma, las tejas de pizarra han reanudo su comercialización con éxito desde hace algo más de seis meses.

Datos

Durante 2016, según datos de la empresa extremeña, se han extraído alrededor de 550 metros cúbicos de bloque de granito y se han producido 710 toneladas de granito ornamental. En cuanto a pizarra, se ha producido unas 850 toneladas de producto terminado. Casi el cien por cien de este producto es para el mercado extranjero.

Hay que recordar que la capacidad de extracción de granito es de unos 1.300 metros cúbicos/año de bloques. Mientras, la capacidad de elaboración es de unos 30.000 metros cuadrados al año. En el caso de la pizarra, la capacidad de elaboración es de más de 20.000 toneladas de productos terminados.

Natural Stones también cuenta con una planta de tratamiento de áridos entre su negocio aunque al estar especialmente unido a la obra pública no cuenta en estos momentos con excesivos trabajos. Aún así, el año pasado cerró con 24.000 toneladas de áridos vendidos.

La empresa de la piedra ornamental exporta ya aproximadamente el 70% de su producción entre su oferta conjunta de granito y pizarra. Europa e Israel son sus focos preferentes de negocio. «Las ventas nacionales pueden suponer el 30% del total. Son menos que las extranjeras pero se percibe cierto cambio, a mejor. Poco a poco va a aumentando los pedidos dentro del país», añade Pitarch.

La pizarra de Villar del Rey tiene un uso variado. Se utiliza para cubiertas, solados, revestimiento de fachadas, encimeras para cocina, cuartos de baño y utensilios para hostelería. Últimamente ha ganado para uso paisajístico a través de monolitos, ya sean en espacios públicos o privados.

«Es una de las principales demandas ahora», subraya Carlos Gata, técnico de comercio exterior de la industria villora. Mientras, las variedades del granito negro Villar y granito encina tienen también usos ornamentales diversos. En Israel, por ejemplo, ha abierto mercado gracias al proyecto de construcción de un concesionario de coches con suelo de granito extremeño.

Joaquín Pitarch se muestra optimista ante el futuro de Natural Stones y, por extensión, del granito de Villar del Rey. «La perspectiva es de seguir creciendo. Tanto en plantilla como en pedidos. Estamos recuperando a trabajadores que estaban antes con lo que tenemos el plus de su experiencia y tenemos también el conocimiento de clientes de antes que dejaron de comprar por la liquidación de las dos empresas anteriores pero que ahora han recuperado la relación comercial», sentencia.