Hoy

La Empresa Familiar traslada a Vara las trabas que sufren en el relevo generacional

  • El presidente de la Asociación Extremeña de la Empresa Familiar , José Piñeiro, asegura que "el 70 % de estos negocios mueren en este proceso

La Asociación Extremeña de la Empresa Familiar (AEEF) ha transmitido hoy al presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, su "inquietud" por las "trabas" que existen a la hora de producir el relevo generacional y ha asegurado que "el 70 % de las empresas familiares mueren en este proceso".

El presidente de la AEFF, José Piñeiro, así lo ha indicado a los medios antes del almuerzo anual que la asociación celebra con el presidente de la Junta de Extremadura para trasladarle aquellas cuestiones que inquietan o preocupan a las empresas familiares.

Entre las cuestiones que afectan a este colectivo, ha mencionado las relacionadas con los impuestos, la administración electrónica o el pago a proveedores.

Piñeiro ha confiado en que Vara sea "sensible" a estas cuestiones y puedan trabajar "juntos" para darles una solución porque "hay mucho recorrido".

Sobre la situación de estas empresas, ha manifestado que "la tónica" en los últimos años desde 2013 es que "las cosas se van recuperando, muy lentamente pero parece que sí".

La asociación aglutina a 44 familias empresarias que representan a en torno "500 o 600 empresas", las cuales suponen "el 8 por ciento del PIB y el 14 por ciento del empleo en Extremadura", ha apuntado.

Vara ha valorado la colaboración que mantiene con la AEFF y ha destacado algunas medidas de esta legislatura como la modificación en el pliego de condiciones de los contratos públicos que ha permitido que haya más empresas extremeñas adjudicatarias y la reducción del plazo medio de pago a proveedores de "138 a 21 días".

El presidente extremeño ha abogado además por que las políticas y ayudas públicas estén dirigidas a actuaciones como la formación del capital humano y la dotación de tecnologías, pues son las que van a permitir que las empresas crezcan y ganen en competitividad.

"Acostumbramos a poner la alfombra roja a los que vienen de fuera y los que tradicionalmente han sacado las castañas del fuego en esta tierra son los pequeños y medianos empresarios de Extremadura", ha reconocido.

El jefe del Ejecutivo regional ha resaltado que la empresa familiar tiene "nombre y apellidos, rostros visibles, pasa de padres a hijos y tiene una clara vocación de permanencia en el territorio y de creación de riqueza y de empleo".