Hoy

Los repetidores de segundo de Bachillerato podrán cursar solo asignaturas suspensas

  • Según una instrucción de la consejería remitida a los colegios, no deberán examinarse de las nuevas materias de la Lomce

La Consejería de Educación da la solución prometida a los alumnos repetidores de segundo de Bachillerato atendiendo a sus demandas, después de que los mismos hubieran denunciado públicamente la situación de desventaja en la que a su juicio se encuentran con respecto a otras comunidades autónomas.

De este modo, a través de la instrucción que la consejería hizo pública ayer, estos estudiantes podrán cursar solo las materias que tienen suspensas sin necesidad de completar su currículum con las nuevas materias que introduce la Lomce. No obstante, en la citada instrucción, se da la opción a quienes quieran de repetir el curso completo con las nuevas asignaturas. Cabe recordar que se da la circunstancia de que es este curso cuando culmina la implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa precisamente en segundo de Bachillerato. Y esta circunstancia ha dejado en tierra de nadie a los repetidores, para quienes hasta ahora no se ha articulado una fórmula que les permitiera acabar esta etapa educativa con las materias que formaban el anterior currículum LOE, del que se habían matriculado y con el que habían iniciado por tanto la etapa.

La Consejería de Educación afirma que la situación ha venido motivada por la implantación precipitada de la Lomce, que además no ha tenido en cuenta la particularidad de estos estudiantes y no ha arbitrado por eso una fórmula de transición. Una herramienta que ahora la consejería extremeña pone a disposición de los repetidores de segundo de Bachillerato para que puedan culminar sus estudios, si así lo quieren, con el currículum con el que lo iniciaron sin necesidad de cursar materias de la Lomce. Añade que según la instrucción, que solo está en vigor este curso, «la superación de las materias pendientes al término del curso 2016-2017 será condición suficiente para ser propuesto para el título de Bachiller».

A este asunto se refirió ayer la consejera, que reconoció no obstante que es «prácticamente imposible recoger todas las casuísticas que se pueden dar» porque la ley «deja una puerta abierta y va a ser un poco complicado».

Cuando se den casos que no vengan contemplados en la instrucción -precisó-, se recurrirá a «la decisión final de la Secretaría General con los propios centros» para decidir sobre el alumno concreto.

Gutiérrez también fue cuestionada por el proyecto de decreto que regulará el proceso de admisión de los estudiantes en los centros públicos, que será debatido hoy en el pleno del Consejo Escolar, y en concreto por las críticas a la puntuación que se otorga a los alumnos que proceden de colegios y secciones bilingües. Gutiérrez aclaró que no se da prioridad a estos alumnos sino que es una puntuación más dentro del baremo que existe. «No es normal que un alumno que ha estudiado en una sección o centro bilingüe no se le tenga reconocida esa puntuación añadida para que pueda continuar en una sección o centro bilingüe», puntualizó. En este sentido, aseguró que el año pasado se dio el problema de que a «alumnos se les cortaba radicalmente la posibilidad de estudiar en un centro bilingüe cuando ya venían de estudiar toda la etapa de Primaria».

Por otro lado, Gutiérrez manifestó que el plan de empleo de la región marcará la estrategia que se llevará a cabo en Extremadura en los próximos dos años en materia laboral.

De este modo, en torno a este plan se desarrollarán acciones formativas, y otras con los sindicatos y la patronal, según explicó Gutiérrez antes de participar en una jornada del sindicato UGT para la difusión fundamental del plan de empleo.