Hoy

Francisco Fuentes. :: hoy
Francisco Fuentes. :: hoy

Fuentes: «El independentismo ha partido al PSC por la mitad»

  • Apartado de la política activa, el exsenador extremeño ha sido incluido por su partido entre los negociadores con el socialismo catalán

Francisco Fuentes lleva más de un año jubilado, apartado de la política activa. Es todavía miembro del comité federal del PSOE, pero no desempeña ningún otro cargo. Ahora, sin embargo, ha sido reclamado por la gestora que dirige su partido para desempeñar una tarea que se adivina complicada: diseñar un nuevo acuerdo de relaciones entre el PSOE y los socialistas catalanes, el PSC.

«Yo soy optimista, creo que se puede llegar a un acuerdo. Hay que hacer de la necesidad virtud», afirma Fuentes.

La ruptura que se puso en evidencia en el Congreso, con los diputados socialistas catalanes votando por libre en contra de la decisión tomada en el comité federal, ha convencido a la dirección socialista de que es necesario negociar un nuevo acuerdo de relaciones entre ambos partidos. Por parte del PSOE se ha designado a Elena Valenciano, eurodiputada, Mario Jiménez, portavoz de la gestora, y Francisco Fuentes. El PSC tendrá otros tres representantes, y de esa comisión deberá salir una propuesta que dibuje la nueva relación entre ambos partidos.

Fuentes no sabe por qué ha sido designado para esa complicada misión, pero sí recuerda que el PSOE de Badajoz siempre llevaba a los congresos la propuesta de que se definiese un nuevo marco de relaciones con el PSC. No se hizo nunca, pero ahora es inaplazable dada la crisis abierta por la decisión de los catalanes de no acatar las decisiones del comité federal.

En su opinión, hay que definir unas reglas de juego claras y respetarlas. Es inadmisible, a su juicio, participar en una votación sin la intención de acatar el resultado, como ha hecho el PSC al votar 'no' a la investidura de Rajoy en contra de lo que había decidido el comité federal en una votación en la que ellos participaron. El protocolo de relaciones proviene de los años ochenta y ya es hora de cambiarlo y adaptarlo a la nueva situación, según Fuentes.

La rama de olivo

El exsenador extremeño, que tiene una buena opinión sobre el líder del PSC, Miquel Iceta, al que considera un negociador hábil, asegura que no tiene, a priori, una posición cerrada sobre cómo deben ser esas relaciones. Sí deja clara una cosa: que no está a favor de la idea de 'montar' un PSOE en Barcelona y desligarse del PSC.

«No creo que el PSOE tenga que romper con el PSC. No es bueno para nadie. Tampoco tengo una posición cerrada sobre cómo debe ser la relación. Hay que escuchar a las partes».

Fuentes reconoce que la pujanza del nacionalismo en los últimos años ha afectado a los socialistas catalanes. «Yo he conocido compañeros, incluso con cargos de responsabilidad, que han acabado yéndose del partido porque han adoptado posturas independentistas. El independentismo ha partido al PSC por la mitad».

El hecho de que la política se haya radicalizado no favorece a las posturas más moderadas, a juicio del veterano político. «En estas situaciones la gente que puede tener razón se ve desbordada. Vas con la rama de olivo y lo más fácil es que te peguen por todos los lados».

La intención de esta comisión entre PSOE y PSC es que las relaciones entre ambos partidos se renegocien y se llegue a un acuerdo en unas pocas semanas.

El comité federal debería aprobarlo antes de que se celebre el congreso del que saldrá la próxima dirección socialista, incluido un líder al que Francisco Fuentes no se atreve a poner nombre. Su intuición es que habrá más de un candidato a las primarias en las que se elija al futuro secretario general.