Hoy

El SES extiende hasta marzo el plazo para dar descansos pendientes a la plantilla

Imagen de archivo de personal trabajando en el Hospital San Pedro de Alcántara, en Cáceres.
Imagen de archivo de personal trabajando en el Hospital San Pedro de Alcántara, en Cáceres. / Hoy
  • Hasta ahora los días se debían disfrutar antes del 31 de enero, pero Sanidad justifica por «razones organizativas» la ampliación acordada

«Las vacaciones son irrenunciables y se disfrutarán obligatoriamente dentro del año natural y, como máximo, hasta el 31 de enero del siguiente», deja clara la única instrucción que ha dictado el Servicio Extremeño de Salud para regular el disfrute de los días adicionales de vacaciones. Una norma que establece lo mismo para los días de asuntos particulares correspondientes a 2016 que el SES debe a sus empleados.

Sin embargo, en uno y otro caso, Sanidad matiza que la concesión de estos días «estará sujeta a las necesidades del servicio». Por este motivo, recoge que el disfrute tanto de los días adicionales de vacaciones como de los días de asuntos propios correspondientes a este año, «por razones organizativas, se podrán disfrutar hasta el 31 de marzo de 2017».

Explica al respecto, en la citada instrucción, que la recuperación decretada por el Gobierno central de seis días por asuntos particulares por año completo de servicio y los días adicionales por antigüedad tanto de vacaciones como de asuntos particulares, «ha supuesto que haya mucho personal que acumula numerosos días, lo que incide en una difícil organización del servicio, especialmente si se tiene que disfrutar todo antes del 31 de enero». Motivo por el que se amplía en dos meses el plazo límite para el disfrute de días de vacaciones y asuntos particulares.

Sin experiencia

«Es que no es posible que se haga antes y, además, hacerlo sería una temeridad», afirma Felipe Bachiller, de UGT. «No se pueden concentrar los días de descanso de todos en unos pocos porque se dejarían servicios con mucha gente nueva y poca con experiencia», argumenta. Por eso valora que el SES haya ampliado el plazo de disfrute hasta el 31  de marzo. «El problema es que lo que debe ser una excepción se convierta en norma por falta de planificación».

Una crítica que ratifican desde CSI-F y CCOO. «Lo que tiene que hacer el SES es prever y disponer de un remanente económico para llevar a cabo esa planificación», señala Emilia Montero. «Porque a principios de año ya se saben las necesidades de libre disposición de los empleados y se tienen que atender a través de contrataciones y no de prolongaciones de jornada, como se ha hecho». Motivo por el que ahora se deben más de 65.000 días a los enfermeros y más de 10.000 al personal de Gestión y Servicios.

«El problema es que hay dejadez, desconocimiento e incompetencia», declara Francisca Gómez, de Comisiones. «Las bajas y los descansos hay que garantizarlos con sustituciones, contratando y no prolongando jornada; si es preciso, que se aumente el capítulo de personal».

Por su parte, el Sindicato de Empleados Públicos (Sgtex) ha convocado a los trabajadores del SES a una concentración a las puertas de los servicios centrales de Mérida el próximo 13 de diciembre bajo el lema ‘No al desmantelamiento de la sanidad extremeña’.