Hoy

Compro y vendo teatro

'Contra la democracia', producción extremeña 'a la venta' en la Muestra Ibérica de Artes Escénicas.
'Contra la democracia', producción extremeña 'a la venta' en la Muestra Ibérica de Artes Escénicas. / HOY
  • La MAE no es Juego de Tronos, pero ocupó 350 camas y creó empleo

La semana pasada, Quintana de la Serena cerró en Cáceres la programación teatral del auditorio de su Casa de Cultura. También se firmaron en Cáceres contratos para que producciones extremeñas hagan giras por el País Vasco, realicen bolos por Andalucía y actúen en pueblos y ciudades de la región. Igualmente, se iniciaron negociaciones para que el teatro extremeño se mueva por las redes de teatro portuguesas y se establecieron decenas de contactos que fructificarán en contratos a lo largo de 2017.

La pasada semana, se celebró en Cáceres la Feval, la Fitur o como prefieran ustedes llamarlo, para entendernos, del teatro extremeño. Se llama 'MAE Extremadura Escena. Muestra Ibérica de Artes Escénicas'. Podría parecer un festival de teatro muy comprimido con 13 representaciones, dos encuentros profesionales, decenas de mini presentaciones, un espacio para intercambios comerciales y cinco cenas y comidas conjuntas en 48 horas. Pero en realidad, era una feria comercial, un mercado del teatro donde se veía, se valoraba, se pedía precio y, si interesaba, se compraba.

Negocios culturales en la capital cacereña y producciones extremeñas moviéndose por España, creando trabajo y manteniendo el empleo de actores, directores, tramoyistas, sastres, iluminadores, maquilladores.

La Muestra tenía una vertiente cultural: conocer propuestas estéticas del teatro extremeño, de Portugal y del resto de España, pero su interés fundamental era el de toda feria: comprar y vender, además de abrir circuitos de distribución y programación.

Pero detrás de lo estético y lo comercial, había una faceta económica que ha pasado desapercibida en Cáceres y que no deja de escocer. Porque si vienen los americanos, los ingleses, los irlandeses o las productoras catalanas y madrileñas con sus juegos de tronos, sus catedrales marinas y sus «lo que pasó después de Romeo y Julieta», nos emocionamos y no hacemos más que comentar la de plazas hoteleras que llenan, el dinero que dejan en los bares y los 400 extras que van a trabar un mes. ¡Pero atención: un mes, si me apuran, dos, y se acabó!

Sin embargo, esta muestra, feria o mercado del teatro mueve centenares de empleos en Extremadura para todo el año y hasta el organismo público Avante ha apoyado la actividad al considerarla un empeño de desarrollo empresarial y económico. La industria cultural existe en Extremadura y proporciona más empleo del que pensamos.

Para quienes duden sobre la importancia económica de este encuentro y crean que resulta ridículo compararlo con la semana de rodaje de una serie como, por ejemplo, 'La catedral del mar', ahí van unas cifras: entre el 22 y el 24 de noviembre, se contrataron en Cáceres por la organización de la feria 255 pernoctaciones en los hoteles Alfonso IX, Extremadura, Ágora, Don Manuel, Iberia Plaza Mayor e Iberia Plaza de América, más otras 100 pernoctaciones concertadas privadamente por asistentes a la Muestra.

Se contrataron 250 comidas y cenas, pero no con un catering madrileño, sino con un catering de Coria y con un restaurante de Cáceres. También se contrataron dos autobuses durante dos días y ocho trabajadores dedicados casi toda la semana al evento comercial.

Además, alrededor de 300 'teatreros' se movieron por Cáceres comprando y consumiendo. Y lo más importante: este movimiento de encuentros (durante las comidas se celebraban micro presentaciones de espectáculos 'a la venta') no ha sido flor de un día, sino que sus resultados se traducen en empleos, contrataciones y giras de compañías extremeñas durante 2017.