Hoy

El PP apura hasta el último momento su postura sobre los Presupuestos de 2017

  • Podemos tampoco desvela si presentará una enmienda de totalidad al proyecto antes de que expire el plazo a las 10.00 horas de hoy

Espera hasta el último momento para conocer si el proyecto de Presupuestos Generales de Extremadura para 2017 sigue su tramitación o regresa a manos del Gobierno regional. Ni PP ni Podemos, los dos grupos que tienen en su mano rechazar o dejar pasar las cuentas (la única diputada de Ciudadanos no puede decantar ninguna votación), desvelaron ayer cuál será su postura y apurarán los tiempos para dar a conocer su decisión.

A las 10.00 horas termina el plazo de presentación de enmiendas de totalidad al proyecto de ley. En caso de que haya, se debatirán en el pleno del próximo viernes.

Todas las miradas se dirigen a los populares. Tras la reunión del comité de dirección regional, el secretario de Organización del PP extremeño, Fernando Manzano, apuntó que la decisión de presentar o no una enmienda de totalidad dependía de una última reunión entre el Grupo Parlamentario en la Asamblea y los responsables de la Consejería de Hacienda de la Junta.

En esa cita se plantearon, entre otras cuestiones, blindar partidas e incluir en los próximos Presupuestos mecanismos para comprobar que se cumplen los compromisos que se puedan alcanzar con el Gobierno regional. Para el PP esto es clave, ya que considera que no se han ejecutado como esperaban las cantidades que se pactaron para permitir mediante su abstención la aprobación de las cuentas de 2016.

Al término de la reunión entre el Grupo Popular y la Consejería de Hacienda, el principal partido de la oposición reconoció su satisfacción por la «receptividad en la Junta para blindar partidas y hacer seguimiento exhaustivo de la ejecución». El portavoz de Hacienda del PP en la Asamblea, Luis Alfonso Hernández Carrón, apuntó que se trataron propuestas concretas para recoger en el texto articulado, mediante disposiciones adicionales, los citados mecanismos de control. Asimismo, reiteró la exigencia de que los extremeños no se vean afectados por ninguna subida de impuestos, como se hizo para las cuentas de 2016, lo que llevó al Gobierno regional a rebajar su propuesta de reforma fiscal.

Por su parte, Hacienda consideró positivo establecer mecanismos de control y anunció que no habrá una nueva ley de reforma fiscal.

El PP esperaba recibir una respuesta concreta a lo largo de la tarde de ayer. El clima de diálogo abierto con el PSOE dibuja un panorama muy distinto al de hace un año, cuando los populares votaron a favor de una enmienda de Podemos para tumbar el primer proyecto de Presupuestos para 2016, tras lo que llegaron a un acuerdo con la Junta. Pero la decisión no está tomada.

Por estos motivos, no será hasta hoy, a pocos minutos de las 10.00, cuando el PP desvele cuál será su posición. En cualquier caso, no presentar una enmienda de totalidad no implica apoyar las cuentas para 2017. A partir de ahora se negociarían enmiendas parciales y, en caso de que no haya acuerdo, se podría votar en contra del proyecto en la sesión prevista para el 24 de enero.

Podemos no lo aclara

Por su parte, Podemos tampoco aclaró ayer si presentará o no enmienda de totalidad contra unos Presupuestos que considera inadecuados para la región. La postura de la formación fue clave para que se rechazara el primer proyecto de cuentas de 2016. No apoyó la enmienda del PP, pero los populares sí votaron a favor de la suya.

De ese modo, aunque el Grupo Popular finalmente se decante por pedir la devolución del proyecto, necesitaría el apoyo de Podemos; o bien sumarse al rechazo que plantee la formación morada, si es que da ese paso. Un acuerdo entre ambos partidos parece difícil, tanto como que coincidan en una votación. Por ese motivo, aunque haya una o dos enmiendas de totalidad no sería extraño que las cuentas para 2017 sigan adelante.