Hoy

El PP asegura que los hospitales suspenden consultas y el SES lo niega

  • La Administración regional afirma que, como cada puente, se está reprogramando la actividad ante la menor demanda asistencial

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, criticó ayer la suspensión de la actividad programada en los hospitales extremeños del 3 al 11 de diciembre (la semana en la que el 6 y el 8 son festivos), lo que a su juicio supone un cierre de los centros hospitalarios de la región durante ocho días consecutivos.

Monago denunció esta situación durante su visita al municipio pacense de Alcollarín, con motivo de las festividades de su patrona Santa Catalina, tras hacerse eco de las denuncias de algunos profesionales sanitarios que dicen que son obligados a cogerse vacaciones durante estos días para compensarles por los días libres que se les adeudan, informó el Partido Popular en nota de prensa.

El líder de los populares extremeños alertó de las consecuencias negativas que esta medida «incomprensible» puede tener sobre las listas de espera sanitarias, que podrían incrementarse notablemente todos esos días.

José Antonio Monago recordó al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que el problema de financiación del SES también lo había antes, con la diferencia de que nunca se tomó una decisión que en la práctica supone a su juicio el cierre de los hospitales extremeños.

Ante estos recortes sin precedentes -según el PP- Monago recordó que tanto Vara como su consejero de Sanidad, José María Vergeles, «animaban a los extremeños a salir a la calle por el cierre durante unas horas de los puntos de atención continuada (PAC)» cuando el PSOE estaba en la oposición.

Responde la Junta

La Junta de Extremadura aseveró ayer que no se cierra nada, en referencia a la asistencia sanitaria durante el puente de diciembre, y que «no hay motivos para crear una alarma injustificada entre la población».

«Los quirófanos permanecerán en funcionamiento, igual que los servicios de pruebas, las Urgencias, las hospitalizaciones, la Atención Primaria» y otros servicios sanitarios, aseguraron desde el Gobierno regional.

Las mismas fuentes añadieron que como en cualquier otro puente entre festivos «se hará la reprogramación necesaria para adecuar la actividad, teniendo en cuenta tanto la menor demanda asistencial que se da en los puentes, como la obligación que existe, conforme a la Ley, de conceder los días libres que les corresponden a los profesionales sanitarios».

La reprogramación de la actividad de los centros sanitarios en períodos de vacaciones y puentes, según recordó la Administración regional, «se viene haciendo de manera similar desde hace años, y no hay motivos para crear una alarma injustificada entre la población».