Hoy

La retribución de los extremeños regresa a niveles de antes de la crisis

Solicitantes de un puesto de trabajo del Plan de Empleo Social en Mérida en 2015.
Solicitantes de un puesto de trabajo del Plan de Empleo Social en Mérida en 2015. / J. M. Romero
  • Los ingresos por salarios, pensiones y desempleo del pasado año superaron los 9.100 millones por primera vez desde 2011

Las retribuciones que recibieron los extremeños a lo largo del año 2015 se situaron por primera vez en valores cercanos a los que se registraban antes de la crisis económica. Sin embargo, la paga media sigue estando por debajo debido a que en el pasado ejercicio se alcanzó un nuevo tope en el número de perceptores de la comunidad.

Así se refleja en el estudio Mercado de trabajo y pensiones en las fuentes tributarias, que cada año elabora la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Este informe recoge las retribuciones que perciben los asalariados, los desempleados y los pensionistas, por lo que abarca a todo el que reciba una paga por cuenta ajena. Los datos se obtienen de la declaración de retenciones e ingresos a cuenta que realizan los empleadores y las entidades pagadoras.

El estudio no es equiparable a otras publicaciones del mercado laboral, como la Encuesta de Población Activa, ya que el número de parados o de ocupados se suele ofrecer por promedio de un periodo de tiempo determinado (media del mes o del año), mientras que en este caso se tiene en cuenta por su aportación fiscal. Es decir, una persona que haya trabajado un mes por cuenta ajena aparece como un asalariado en 2015, pero en los datos anuales de empleo no se considera un ocupado más. En cuanto a los salarios, no se tiene en cuenta el tiempo que ha estado trabajando, lo que produce un sesgo a la baja al realizar una media, algo que no ocurre en las estadísticas que emplean un promedio anual.

Pero este informe aporta una visión muy completa sobre las pagas recibidas por salario, paro o pensiones, e incluso recoge casos de personas que en un mismo ejercicio hayan recibido ingresos por dos de estas fuentes o por las tres. Eso permite obtener una cifra global de percepciones y realizar comparaciones con ejercicios anteriores.

En el caso de 2015, la cifra total de las retribuciones recibidas por los extremeños se situó en algo más de 9.136 millones de euros, 230 millones más que en el ejercicio anterior, lo que supone una subida del 2,6%.

Las pagas que percibieron los residentes en la región el pasado año superaron los 9.000 millones de euros por primera vez desde 2011. En aquella ocasión se llegó a 9.350, mientras que en los tres ejercicios siguientes se llegó a estar por debajo de 8.900 millones de euros. La cifra de 2015 se sitúa cerca de la de 2008, antes de que empezara la crisis económica, pero aún queda lejos de los 9.372 millones que se alcanzaron en 2010, el dato más alto de la serie histórica.

Sin embargo, los ingresos medios por salario, pensión o prestación por desempleo siguen todavía lejos de los que se registraban a finales de la pasada década. En 2009 la retribución media anual fue de 13.784 euros tras años de subidas. Pero desde entonces inició una caída hasta llegar a 13.223 euros en 2012. En los dos ejercicios siguientes hubo una ligera recuperación, que se hizo más notable el pasado año al situarse en 13.252 euros, pero aún a distancia de los tiempos anteriores a la crisis.

Más salarios y pensiones

Esto se debe a que aumentó el número total de perceptores, que logró un máximo histórico en la serie estadística que publica la Agencia Tributaria. El pasado ejercicio se llegó en la región a 689.431 personas que recibieron algún tipo de paga por cuenta ajena, 16.000 más que el ejercicio anterior y por encima de las cifras que se alcanzaron en los años 2009 y 2010.

Por categorías, el mayor crecimiento se produjo en el colectivo de pensionistas. Su número creció en casi 12.000 personas respecto al 2014 y se situó en cerca de 218.000. Asimismo, también subió el total de asalariados en algo más de 11.000 individuos hasta llegar a casi 274.000 (en 2007 se registró una cifra que parece inalcanzable, 322.000). Además, aumentó en 2.500 el registro de personas que fueron asalariadas y desempleadas. Hubo 122.000 que en el mismo año trabajaron por cuenta ajena y cobraron el paro.

Por el contrario, el pasado año se redujo en casi 6.000 el número de personas que recibieron exclusivamente prestaciones por desempleo, cuya cifra se situó en 40.720. También bajó la relación de quienes cobraron un salario y una pensión, de desempleados y pensionistas y de quienes percibieron ingresos por las tres vías.

En cuanto a los niveles de renta, el crecimiento en el número de perceptores se concentró especialmente entre aquellos que perciben entre 3.000 y 6.000 euros al año. En 2014 este grupo acogía a 101.250 extremeños, mientras que el pasado año ascendió a 109.500. Se debe al aumento de pensionistas dentro de este grupo. Según la publicación de la Agencia Tributaria, pasaron de 11.800 a 22.800.

Junto a esto, también se produjo un notable incremento entre los que reciben más de 30.000 euros al año. En concreto, su número pasó de algo más de 62.000 personas en 2014 a cerca de 64.500 en 2015. La subida se repartió entre asalariados, pensionistas y aquellos que formaron parte de ambos grupos porque se jubilaron a lo largo del año.

Asimismo, destaca el aumento en el colectivo que percibe entre 9.000 y 12.000 euros, que creció en más de 2.000 personas; y en el grupo de 12.000 a 18.000 euros, que también subió en casi 2.000 individuos, aunque en este caso abarca a un mayor número de personas. En ambas categorías la subida que se produjo el pasado año respecto al anterior se debió principalmente al incremento que se registró en el apartado de personas que percibían un salario por cuenta ajena.