Hoy

Robe Iniesta: "Siento que tengo más libertad al margen de Extremoduro"

  • El cantante placentino ha presentado este miércoles su segundo disco en solitario en el que plasma su visión del mundo

Robe Iniesta ha presentado este miércoles su segundo disco en solitario al margen de Extremoduro, publicado este pasado viernes con el título de 'Destrozares,canciones para el final de los tiempos'.

Se trata de un trabajo en el que le músico extremeño de 54 años plasma su visión de un mundo que, según asegura, le da "mucho miedo", tanto por la deriva política como por cuestiones medioambientales y sociales.

"No son los políticos los culpables, sino la gente que los escoge", ha planteado en rueda de prensa en la Sala Truss del BarclayCard Center, para después añadir: "La gente es la que tiene que cambiar su manera de pensar. Los que piensen, claro".

En esta línea, ha planteado que "en España hemos pasado muchos meses hablando de lo mismo, pero el cambio tiene que venir por cada uno, por la gente, no por los políticos. Vivimos tiempos oscuros y peligrosos y estamos todos un poco como en la nube".

Estas reflexiones le han llevado a asegurar que dentro de "50 o 100 años la gente se preguntará quienes eran estos tipos que lo dejaron todo hecho una basura, con una sociedad egoísta basada en que el que venga detrás se apañe, con riesgo continuo de agotar recursos".

Más libertad sin Extremoduro

"Siento que sí podemos cambiar el mundo, pero tenemos que cambiar todos la manera de pensar", ha zanjado, para después centrarse en temas musicales y afirmar que ahora siente que en un momento dado, tiene más libertad al margen de Extremoduro.

"Esto me permite hacer otras cosas fuera de lo que la gente espera. Quiero sorprenderme a mi mismo y luego a los demás, quiero experimentar cosas nuevas. Ahora estoy gozando con esto como lo gocé antes con Extremoduro y lo seguiré gozando. Pero es distinto", ha destacado.

Además, ha subrayado que no le importan las críticas sobre su evolución musical, al tiempo que recordado que con los últimos discos de Extremoduro ya las recibía: "No quiero ser el Robe de antes. Soy el mismo pero cambiado. No puedo seguir haciendo Estado policial porque ya lo hice. Esos discos y esos conciertos ya están hechos".

Preguntado acerca de la atmósfera general de este Destrozares, Robe ha defendido que no cree que sea su "disco más triste", y ha agregado que lo ve más beligerante" que su debut en solitario. "No podría decir puta humanidad si no lo sintiera de verdad", ha remachado.

Mala situación del rock español

Tras plantear que puede haber gira aunque todavía no lo tienen claro, ha valorado la situación actual del rock español, asegurando que "hace ya tiempo que toda la música no levanta cabeza", sobre todo desde que cambiaron las maneras de consumirla.

"Hasta que todo se asiente, la cosa va a ir mal. Salen muchos tributos pero pocos grupos, aunque también hay grupos buenos. ¿Dónde están los nuevos para cuando los viejos músicos dejemos de tocar?", ha expuesto.

Además, ha recalcado que para los grupos de rock es incluso más difícil salir ahora, aunque fichen por una discográfica, "que tienen mucha jeta". "Hoy en día una discográfica no vale absolutamente para nada", ha señalado.

Por último, preguntado por la presencia de una multitud de fans de Justin Bieber a las puertas del palacio para su concierto de este miércoles, Robe ha tirado de sentido del humor: "Supongo que tienen que liberar hormonas. Me da cosa por él, no sé, imagínate que lo cazan o que se cae del escenario, ese ya no sube. Deben ser mucho peores que punkis borrachos".