Hoy

Balance de diez años: las matrículas crecen un 23% y el portugués desplaza al francés

La comparación entre el curso que acaba de empezar y el pasado determina que las escuelas oficiales de idiomas de la región han perdido un siete por ciento de su alumnado, pero si la perspectiva aumenta, si se echa la vista hacia más atrás en el tiempo, la conclusión en este sentido es muy distinta. Para el 2016/17 hay 11.683 matriculados, mientras que en el 2006/07 había 9.511. Es decir, que en la última década, el número de estudiantes a escala regional ha aumentado un 23 por ciento, según los datos facilitados por la Consejería de Educación y Empleo.

Al analizar los números desglosados por idiomas, queda claro que el portugués ha ocupado el lugar del francés. Hace diez años, esta última lengua sumaba 1.558 alumnos y la del país con el que Extremadura comparte frontera 1.374. En el presente curso, el idioma luso lo estudian 1.777 personas, y el galo, 1.128. Traducido a porcentajes, el resultado es que mientras el francés ha caído en la última década un 27 por ciento, el portugués ha visto aumentada su lista de alumnos un 29 por ciento. Lejos queda el inglés, que mantiene su primacía: tiene ahora un 36 por ciento más de alumnos que hace diez años.

En cuanto a las otras dos lenguas extranjeras que ofertan varias de las sedes, que no todas, también hay diferencias. El alemán tiene un 35 por ciento más de matriculados que hace diez años, mientras que el italiano apenas ha variado. Sumaba 446 inscritos en el curso 2006/07, seis más que en el comenzó el mes pasado.