Hoy

fotogalería

Fachada principal de la iglesia construida entre 1508 y 1710. :: l. c.

Más de tres décadas a la espera de ser Bien de Interés Cultural

  • El 1982 se iniciaron los trámites para convertir en BIC la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles de Acebo. Hoy, 34 años después, no se ha cerrado el expediente

cÁCERES. Está considerado uno de los monumentos más importantes del norte de Extremadura. Sin embargo, ha permanecido en el 'olvido' durante más de tres décadas. Para ser exactos, 34 años. Ese es el tiempo que la Junta de Extremadura ha tardado en desempolvar las páginas del expediente para que la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles, en la localidad cacereña de Acebo, sea declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

Esta parroquia, conocida popularmente como la catedral de la Sierra de Gata, lleva esperando desde el 5 de agosto de 1982 para formar parte de la lista de bienes que gozan de una protección especial dentro del patrimonio histórico español. Fue en esa fecha cuando la Dirección General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas dictó la resolución por la que se incoaba expediente de declaración como Bien de Interés Cultural a favor de esta iglesia, con la categoría de monumento histórico-artístico.

La incoación, aspecto técnico con el que se alude a los primeros trámites de un proceso, fue notificada al Ayuntamiento de Acebo y al Ministerio de Cultura para su inscripción provisional en el Registro General de Bienes de Interés Cultural, donde se procedió a practicar la anotación preventiva. Sin embargo, aún no se ha cerrado el proceso y no está declarado BIC definitivamente.

Según publica el DOE, con fecha 2 de noviembre, el motivo es que en la resolución se detectó «la ausencia de una descripción de la iglesia y de los bienes muebles vinculados a ésta, no habiendo tampoco una delimitación escrita o gráfica». Todos esos aspectos son requisitos necesarios para adaptarse a las exigencias de la Ley de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura que entró en vigor en 1999.

Por esas razones se ha procedido a la modificación y complementación del expediente presentado en la década de los 80. El principal cambio que se aprecia es que se aumenta el número de edificios y viviendas protegidos en torno a este monumento. Tanto es así que los propietarios de 44 inmuebles de la localidad de Acebo tendrán ahora que consultar con la Dirección General de Patrimonio cualquier expediente de obra.

Pasos a seguir

Para que la declaración como BIC sea definitiva son necesarios los informes favorables de los órganos consultivos, la Real Academia de Extremadura y la UEx. Luego, le corresponde al Consejo de Gobierno, mediante decreto y a propuesta de la Secretaría General de Cultura, declarar el Bien de Interés Cultural.

Actualmente, el expediente de la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles está siendo valorado por la Universidad de Extremadura. «En estos momentos tengo encima de la mesa ocho folios por las dos caras que hay que revisar», comenta Florencio García Mogollón, delegado de Patrimonio de la Diócesis Coria-Cáceres, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Extremadura y autor de una decena de libros y numerosas publicaciones, así como un gran conocedor de la zona de Gata, a juzgar por su obra titulada 'Viaje artístico por los pueblos de la Sierra de Gata'.

Él alude a las razones por las que esta iglesia debería ser declarada BIC. «En su construcción (1508-1710) intervinieron maestros canteros y arquitectos de renombre como Antonio de la Puente, Francisco Hernández, Juan de Alviz y, especialmente, Pedro de Ybarra, maestro de obras de la Orden Militar de Alcántara, a quien debemos la magnífica torre y las trazas del coro».

Añade que «en el interior del edificio se conserva una excelente colección de obras de arte ejecutadas por primeras figuras del panorama artístico del momento, entre las que destaca el retablo mayor realizado por el mirobrigense Alonso de Balbás, el mismo que hizo el de la catedral de Plasencia».

Desde la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Junta de Extremadura aseguran que están haciendo todo lo posible para que este tipo de expedientes no se alarguen más en el tiempo. «Se ha iniciado una línea de trabajo específica, impulsada por la creación de una unidad propia, para revisar la situación de todos los expedientes incoados con el fin de identificar su estado de tramitación y poder avanzar en su conclusión».

Apuntan que en este momento son aproximadamente 80 los bienes que cuentan con expediente incoado. En total, existen 197 bienes declarados de Interés Cultural en la región extremeña. De ellos, 97 se localizan en la provincia de Badajoz y 100 en la de Cáceres.

Si finalmente la iglesia de Acebo pasa a formar parte de esa lista, el alcalde de la localidad acebana, Francisco Javier Alviz Rodríguez, destaca que «podría suponer el espaldarazo definitivo al potencial turístico del municipio».

Además, conllevaría una serie de ventajas. Los BIC están exentos del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles y se pueden entregar a la Administración en concepto de dación en pago de impuestos. También gozan de prioridad para subvenciones de investigación y rehabilitación, y pueden ser objeto de ayudas del 1% cultural.

«La declaración podría suponer el espaldarazo definitivo al turismo que ya tiene Acebo»

«El retablo mayor fue obra de Alonso de Balbás, que también hizo el de la catedral placentina»