Hoy

La Mesa de la Caza recurre ante el TSJEx el último decreto cinegético de la Junta

  • «Nos obligan a llevar todos estos restos a una planta y no tiene sentido», indica el portavoz de la Mesa

La Mesa Extremeña de la Caza ha interpuesto ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) un recurso contencioso-administrativo contra el decreto de la Junta de Extremadura que regula las medidas sobre subproductos animales no destinados al consumo humano (Sandach).

El portavoz de la Mesa de la Caza, Ignacio Higuero, en declaraciones previas a interponer el recurso, indicó que se han visto obligados a esta acción al «romper todo tipo de diálogo con ellos la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio».

Higuero especificó que la principal causa es que «el decreto 149/2016, de 13 de septiembre, no cumple con la normativa europea». Así, señaló que el decreto impugnado se extralimita aplicando su articulado a toda clase de subproductos animales sin distinción alguna, cuando «únicamente debería ser de aplicación a los cuerpos o partes de cuerpos de animales sospechosos de estar infectados con una enfermedad transmisible».

«Nos obligan a llevar todos estos restos a una planta y no tiene sentido», indica el portavoz. Asimismo, advirtió que presentan el recurso por una cuestión moral debido a que, según ellos, «la Junta nos ha hecho quedar como los responsables de todos los males del campo».

A su juicio, hay que tener en cuenta que hasta la fecha todas las soluciones que se impulsan desde la Administración regional sobre la tuberculosis «acaban recayendo, en coste económico y esfuerzo, sobre el sector de la caza», a pesar de que en todos los foros y discursos se admite que se trata de un problema global.

Añadió que, en unas jornadas celebradas recientemente en Mérida sobre la tuberculosis, «un técnico del Ministerio de Agricultura dejó claro que sólo el 12% de los casos de tuberculosis bovina procede de la caza».