Hoy

Educación mantiene su criterio de admisión de niños pese al rechazo de los padres

Imagen de archivo de alumnos de Primaria, a la salida del colegio en Plasencia
Imagen de archivo de alumnos de Primaria, a la salida del colegio en Plasencia / HOY
  • La permanente del Consejo Escolar dictamina a favor del decreto con el voto en contra de Freapa y la abstención de UGT y CC OO

«Hemos votado en contra porque rechazamos el decreto de admisión que ha elaborado la Consejería de Educación; entendemos que hay cuestiones que se tienen que mejorar y otras, como la puntuación por haber cursado una sección bilingüe, que directamente se tienen que eliminar», afirma Joaquín León, presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de la escuela pública.

Pero el voto de Freapa fue el único en contra ayer en la permanente del Consejo Escolar, órgano en el que se debatieron por primera vez las enmiendas presentadas al borrador del decreto que regulará la admisión de alumnos en Extremadura el próximo curso. Un documento elaborado por la Consejería de Educación que ayer fue aprobado con el rechazo de los padres y la abstención de UGT y CC OO.

«Debemos rechazar un decreto que propicia desigualdades entre el alumnado. Y esto es lo que se hace cuando se pretenden dar tres puntos a un escolar por proceder de una sección bilingüe», mantiene Joaquín León. «Por eso continuaremos adelante con nuestras enmiendas y las volveremos a defender en el pleno del Consejo Escolar el próximo día 1 de diciembre».

También entonces plantearán de nuevo que el decreto dé prioridad a las plazas ofrecidas en centros públicos sobre los centros privados concertados cuando la oferta de los primeros sea suficiente para cubrir y garantizar la demanda de escolarización. «Debemos tener claro que desde la primera ley educativa de la democracia moderna a principios de los años ochenta ya se explicaba que la concertación se justificaba por la falta de oferta de plazas públicas suficientes para satisfacer la demanda de alumnado», recuerda el presidente de Freapa. «Lo debemos tener claro en una situación marcada por el descenso en el número de alumnos», añade.

Del mismo modo también UGT y CC OO, así como otras entidades que no están presentes en la permanente del Consejo Escolar pero sí en el pleno, volverán a plantear sus enmiendas (más de 40 se vieron solo ayer) en un último intento por lograr que algunas sean tenidas en cuenta. «Porque en la permanente solo se han aceptado cuestiones técnicas o de forma, pero no aspectos sustanciales», reconoció Óscar Luis Hernández, de UGT, motivo de la abstención de esta central y también de CC OO.

De hecho, el baremo que determinará la admisión de los escolares se mantiene sin ningún cambio. Se prioriza con 10 puntos, frente a los 8 actuales, la proximidad del domicilio al centro escolar; cinco puntos para zonas limítrofes y cero para el resto. Además se darán cuatro puntos por cada hermano matriculado, uno si es el progenitor el que trabaja en el colegio y hasta 5 puntos por la condición de discapacidad del alumno; también 0,5 si se pertenece a familia numerosa, uno por enfermedad crónica, uno también a deportistas de alto nivel, hasta tres por expediente académico (Bachillerato), cuatro puntos por acogimiento familiar y hasta tres por continuar en programas bilingües.

Respecto a la situación económica del solicitante, se pueden lograr uno o dos puntos en función de la renta per cápita. De esta forma, familias que por sus ingresos antes no lograban la puntuación máxima ahora sí podrían obtenerla en función del número de componentes, o bien lograr una valoración intermedia (de 0,5 a 1,5 puntos).