Hoy

«Solo hay nueve ayuntamientos en la región sin servicio de recogida selectiva de residuos»

José María Carrasco, en el palacio de congresos de Mérida, durante las jornadas de Anepma.
José María Carrasco, en el palacio de congresos de Mérida, durante las jornadas de Anepma. / Martín
  • José María Carrasco Ledo | Director gerente de Gespesa

Gespesa, que nació en 1992, es una sociedad perteneciente al grupo público Gpex y se encarga de la gestión de las instalaciones destinadas a la recogida y tratamiento de los residuos domésticos en Extremadura. La función de director gerente de la misma la desempeña desde hace un año José María Carrasco, una persona con experiencia previa en la gestión de residuos urbanos.

–¿Qué volumen de residuos gestiona Gespesa?

–Por los siete ecoparques que hay en la región y que gestiona Gespesa pasan alrededor de 450.000 toneladas de residuos al año.

–De esa cantidad, ¿cuánto se recupera?

–El porcentaje de recuperación está por debajo del 20%, según datos de 2015. Lo que vamos conociendo de 2016 es que estamos mejorando. Extremadura está a la cola de las comunidades españolas en lo que a la recuperación de residuos se refiere y debemos mejorar.

– ¿Cómo se mejora?

–Durante los últimos años los datos de recogida selectiva no han sufrido un incremento sustancial. La medida que se ha tomado, junto con la Consejería de Medio Ambiente, ha sido aprobar una tasa para aquellos ayuntamientos que no tienen instaurado el servicio de recogida selectiva de residuos. Es decir, que no ponían a disposición de sus vecinos contenedores azules para el papel y cartón y amarillo para los envases ligeros, además del verde para los residuos genéricos. Hace un año había más de 70 ayuntamientos sin recogida selectiva instalada. En la actualidad solo hay nueve ayuntamientos sin este servicio, lo que afecta a menos de 10.000 habitantes. Una vez que casi el 100% de la población extremeña tiene un servicio de recogida selectiva de residuos debemos hacer una tarea de educación y concienciación para que la utilización sea lo más efectiva posible.

–¿Qué va a suponer que más población tenga acceso a la recogida selectiva de residuos?

–Eso va a hacer que recojamos más kilos de residuos separados, lo que va a favorecer al medio ambiente y va a suponer un beneficio económico en los ayuntamientos, porque reciben una subvención de Ecoembes. Gespesa, que recupera el material, también se beneficia de ello por el mismo motivo. El objetivo de Gespesa no es ganar dinero, pero sí prestar un servicio con la mayor calidad y el menor coste posible.

–¿A qué se refiere con que la utilización del servicio sea lo más efectiva posible?

–Tenemos los datos de la basura y de la calidad de la misma. Por ejemplo, se generan 50.000 toneladas al año de residuos para la línea amarilla y solo se depositan 10.000 en el contenedor correspondiente. Estamos perdiendo 40.000 toneladas de residuos que se vierten en la línea verde, la denominada ‘todo uno’. Esos envases son mucho más difíciles de recuperar. Además, hay un segundo paso para los que sí utilizan los contenedores amarillos y es que deben usarlos bien. Entran casi 11.000 toneladas de residuos por la línea amarilla, pero solo recuperamos 5.200. Eso significa que cerca del 50% de lo que nos llega por los contenedores amarillos no debería estar ahí.

–¿Cómo se educa y conciencia a la ciudadanía?

–De varias formas. Por un lado, desde Gespesa nos hemos puesto como objetivo de cara al próximo año estar más presentes en la escuela y en contacto con los ayuntamientos. Queremos ir de la mano de las campañas de Ecoembes y otras asociaciones de este ámbito. Por otro lado, tenemos que trasladar a los extremeños que tirar un residuo en un contenedor que no es el suyo es tirar dinero y estamos hablando de que perdemos once millones de euros al año, que pueden ir destinados a la reducción de las tasas de basuras que se pagan a los ayuntamientos.

Carrasco, en un momento de la conversación.

Carrasco, en un momento de la conversación. / Martín

–¿Qué medidas se pueden tomar al respecto?

–Por el tratamiento de los residuos de Gespesa se paga una tasa por habitante y es la misma para todos los ciudadanos, independientemente de los kilos de basura que genere su municipio. Pero no todas las localidades generan el mismo volumen de residuos y no es justo que aquellas que menos generan paguen lo mismo que las que más producen. En algunos puntos de España ya se hace y nosotros vamos a tratar de instaurar que la tasa se pague por toneladas generadas. Es más justo y conciencia más, porque las personas que son capaces generar menos residuos pagarán menos. Siempre digo que hacer las cosas bien desde el principio en lo que a separación de residuos se refiere no tiene coste, sino que produce un dividendo. Creo que es en este sentido en el que necesitamos avanzar y para ello deberemos adaptar nuestras infraestructuras para que sean capaces de informarnos de qué cantidad de basura genera cada municipio.

–¿Son importantes los ciudadanos en la cadena de reciclaje?

–Son fundamentales. En la gestión de residuos hablamos de tres ‘erres’, que son reducción, reutilización y reciclaje. En las tres son imprescindibles los ciudadanos. En muy importante en trabajar en la reducción de los residuos que se generan y eso se consigue mediante la reutilización. Además, sin la separación de residuos en los domicilios no podríamos llegar al reciclaje y a la valorización, que es el último punto de la cadena, de los mismos.

–Hay ecoparques más modernos que otros, ¿se invierte en todos ellos por igual?

–Anualmente realizamos obras de mejora en todos los ecoparques. En 2016 hemos invertido un millón de euros y siempre tratamos de resolver las necesidades más acuciantes. Además, en los próximos años se van mejorara las infraestructuras de los ecoparques. Esto se debe a que Gespesa va a tener que licitar las siete áreas de gestión de residuos en que se divide la región antes de 2019 y los pliegos contemplarán proyectos de mejora de las instalaciones. El grueso de los avances se tiene que dar en la infraestructura de tratamiento y ahí van a ser fundamentales los pliegos de licitación.

–¿Qué formación se da a los trabajadores de Gespesa?

–A los trabajadores de los ecoparques se les imparte una formación dirigida a la seguridad e higiene en el trabajo y acerca de la clasificación de los residuos, de la que se encargan las empresas concesionarias. Los técnicos de Gespesa deben estar al día de los últimos avances del sector. En este aspecto también debemos mejorar, porque hemos estado un poco aislados y nos hemos dado cuenta de que hay que visitar mundo para conocer de una forma más sencilla los aciertos y errores que se han cometido en otros lugares.

–¿Es lo que se está haciendo estos días en Mérida?

–En Mérida se están desarrollando unas jornadas técnicas de Anepma, una asociación de empresa públicas de medio ambiente. Al ser Gespesa la organizadora está teniendo una gran importancia todo lo relacionado con la gestión de residuos. Hay ponencias muy diversas, desde la huella de carbono que se genera en las actividades a los sistemas más avanzados en la recogida y el control de los residuos. Están siendo unos días bastante enriquecedores e interesantes.