Hoy

El BBVA mantiene la previsión de crecimiento de este año y aumenta la de 2017

  • El servicio de estudios de la entidad estima que el PIB regional subirá un 2,8% en 2016 y un 2,1% el próximo ejercicio

BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad, prevé un crecimiento de Extremadura en 2016 del 2,8 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB), medio punto por debajo de la media nacional (3,3%), mientras que para el 2017 estima un avance del 2,1 por ciento, en este caso a cuatro décimas del conjunto del país. Estas cifras mantiene la previsión de 2016 y aumenta la de 2017, según los datos que presentaron el pasado mes de septiembre.

En cuanto al empleo, prevé un cierre del ejercicio en curso con un avance del 2,4 por ciento, frente al 2,8 por ciento del país; si bien para el 2017 espera un estancamiento, situándose el crecimiento en el 0,6 por ciento, el valor más bajo del país, donde estima un incremento medio del 2,5 por ciento.

El 'Informe Observatorio Regional' de BBVA Research, correspondiente al cuarto trimestre del año, constata una reducción de la brecha de crecimiento entre el Norte y el Este de España, y augura un crecimiento económico "más homogéneo" en 2017, año para el que prevé un alza del PIB del 3,3 por ciento.

La entidad destaca en su informe que el comportamiento de la economía española ha sido "algo más dinámico" en la recta final de 2016 y la moderación prevista "algo más suave" de lo esperado.

Asimismo, espera que la desaceleración se centre en aquellas comunidades autónomas más dinámicas durante el presente año, con lo que el crecimiento será "más homogéneo" en el conjunto del país.

BBVA Research ha elevado en dos décimas, hasta el 3,3%, las previsiones de crecimiento para España en 2016, unas mejoras que son mayores en la Comunidad Valenciana (+3,6%), Navarra (+3,3%) y Cantabria (+2,9%), con una revisión de cuatro décimas, y en Canarias (+3,5%) y La Rioja (+3,5%), en las que se espera que sea de tres décimas.

Estas revisiones se explican por el comportamiento del consumo privado y el empleo, más positivos de lo esperado en este último tramo del año. También empujan al alza una inversión que comienza a mejorar en las comunidades del Norte, en las que se observa un repunte de la importación de bienes de equipo, y una política fiscal más expansiva de lo esperado.

Así, las comunidades autónomas que más crecerán este año serán Baleares (+3,9%), la Comunidad de Madrid (+3,7%), y las comunidades de Valencia y Murcia (+3,6%), mientras que las regiones con un menor crecimiento serán País Vasco y Castilla y León, ambas con un alza del PIB previsto del 2,7%, seguidas por Asturias, Galicia y Extremadura (2,8%).

Para 2017, BBVA Research estima un crecimiento de la economía española del 2,5%, siendo Baleares y la Comunidad de Madrid de nuevo las comunidades que más subirán, con un 2,7%, mientras que Castilla y León, Extremadura y Galicia serán las regiones con un menor alza del PIB, del 2,1% en los tres casos.

Afiliación

El informe explica que el comportamiento favorable de la demanda se ha trasladado a la actividad y al empleo que, tras una leve desaceleración en el tercer trimestre, volvió a "recuperar el tono" en octubre.

En este sentido, destaca que, después de que en 2015 la hostelería y el turismo actuasen como motores principales del empleo, a lo largo de 2016 la aceleración se logra con una contribución "estable" del sector hotelero a la mejora de la afiliación, mientras que aumenta la del resto de los servicios privados, ligada a la mayor demanda interna.

Por el contrario, en algunas comunidades el mayor soporte para la creación de empleo proviene de la mano del sector público. "Esto, en principio, ayuda a mantener el crecimiento a corto plazo, pero preocupa la sostenibilidad que pueda tener el crecimiento del empleo, dada la necesidad de continuar con el proceso de consolidación fiscal de cara al futuro", afirma el economista jefe en España de BBVA Research, Miguel Cardoso.

Los impactos son especialmente visibles en algunas regiones como Extremadura, pero también en Navarra, La Rioja o Castilla-La Mancha.

Petróleo y 'Brexit'

De cara al próximo año, BBVA Research apunta que existen factores internos y externos que conducirán a una moderación de la demanda doméstica y las exportaciones.

Además, añade que todo parece indicar que el coste de financiación se mantendrá bajo durante un período inusualmente largo de tiempo, lo que podría impulsar las perspectivas de inversión de hogares y empresas, beneficiando a las regiones cuya especialización se orienta en mayor medida hacia la producción de equipo o intermedios.

La inversión privada, por su parte, comienza a mostrar una mejora en las comunidades del Norte, con un mayor peso industrial y de las exportaciones a la Unión Europea. "Estas autonomías deberían ver un crecimiento en sus ventas al exterior en 2017, que ya viene adelantado por el buen crecimiento que hemos observado en las importaciones de bienes de equipo este año", sostiene Cardoso.

Con todo, buena parte de los factores que han apoyado el crecimiento en 2016 perderán fuerza hacia 2017, y factores como el de un precio del petróleo al alza y una posible desaceleración del comercio mundial afectarán en mayor medida a las comunidades más expuestas al exterior, ya sea en bienes o en turismo.

Además, la incertidumbre de política económica se mantiene elevada, pudiendo coartar algunos procesos de inversión aún incipientes. Por último, advierte de que, aunque los efectos del 'Brexit' "todavía no se observan de manera clara, ello no quiere decir que no vayan a producirse". "El efecto será mayor sobre las comunidades mediterráneas, por su mayor relación con Reino Unido en comercio de bienes, turismo e inversión residencial", avisa.