Hoy

Absueltos un hombre y su hijo acusados de estafar a 22 agricultores

  • La sentencia explica que la sociedad en la que uno de ellos ejercía como administrador y el otro como comercial llegó a un acuerdo con 87 agricultores para comprarles sus cosechas

La Audiencia Provincial de Badajoz ha absuelto a un padre y su hijo a los que se acusaba de haber estafado a 22 agricultores de Esparragalejo a los que compraron aceitunas. La sentencia explica que la sociedad en la que uno de ellos ejercía como administrador y el otro como comercial llegó a un acuerdo con 87 agricultores para comprarles sus cosechas. Durante un tiempo no hubo problemas, pero llegó un momento en el que dejaron de pagar. 22 agricultores llevaron esa deuda a los tribunales, que ahora absuelven a los condenados, si bien el fallo no es firme y puede recurrirse en casación ante el Tribunal Supremo.

La sección tercera explica que «toda la prueba de cargo» que existe son unos pagarés emitidos sobre una cuenta corriente sin fondos, lo cual se explica por el modo de pago que se había establecido y no es suficiente para concluir que hubo estafa. Este delito, explica la Audiencia, implica la existencia de un engaño, una premisa que no se cumple en este caso, en el que lo único que hay es un incumplimiento contractual, según el tribunal. Que no hay engaño, ni antes del acuerdo de compraventa ni mientras hubo transacciones pagadas en tiempo y forma, «se demuestra con el curso de los acontecimientos», recoge la sentencia.

En ella se especifica que «buena parte de lo pactado se cumplió» y que «los denunciantes sí han cobrado parte de lo vendido». «Y aún más -añade-, es que cuando se quedó sin liquidez, la sociedad hizo una dación en pago, entregando una importante partida de aceite» que se repartió entre los 22 agricultores.