Hoy

Las mujeres extremeñas deben trabajar 95 días más para ganar lo mismo que los hombres

La brecha salarial entre hombres y mujeres es mayor en Extremadura que en el resto de España.
La brecha salarial entre hombres y mujeres es mayor en Extremadura que en el resto de España. / HOY
  • El sindicato UGT denuncia que los varones ganan una media anual de 21.780 euros mientras que las mujeres obtienen unos ingresos de 16.304 euros

Las mujeres trabajan anualmente en Extremadura 95 días más que los hombres, es decir "gratis", para obtener el mismo salario, según ha dicho la secretaria de Igualdad, Políticas Sociales y Salud Laboral de UGT Extremadura, María José Ladera, quien considera esto "otra forma de violencia de genero".

Ladera ha presentado en rueda de prensa la campaña nacional "Yo trabajo gratis", que se desarrolla desde el 8 de noviembre y hasta el 31 de diciembre, con el objetivo de denunciar, visualizar y sensibilizar a la población de la discriminación salarial que sufren las mujeres.

Además de la campaña realizada en las redes sociales, se llevarán a cabo en diciembre concentraciones en la sede del sindicato.

La representante sindical ha reclamado a las Administraciones públicas que potencien y tomen medidas a través de la implantación de políticas destinadas a la erradicación de esta problemática.

Según Ladera, en Extremadura la brecha salarial se ubica en el 25,14%, más de un punto por encima de la media nacional, por lo que los hombres ganan una media anual de 21.780 euros mientras que las mujeres obtienen unos ingresos de 16.304 euros.

En este sentido, una trabajadora regional necesita 95 días más para que su salario se equipare con el de un hombre, mientras que en España esta cifra se reduce hasta los 54 días, que coincide con la duración de la iniciativa de UGT.

A nivel nacional, la brecha salarial se sitúa actualmente en un 24%, la más alta de los últimos seis años, con una diferencia de sueldo anual entre trabajadores de los dos sexos de 6.160 euros.

Esta situación de "pobreza" no solo afecta en temas salariales, sino que incide a la hora de cobrar prestaciones contributivas como el desempleo, la incapacidad o la jubilación, entre otros.

Además, las extremeñas son las que mayoritariamente acceden a las pensiones asistenciales, debido a la falta de cotización, motivada por la obligación de abandonar las carreras profesionales o trabajar en empleos temporales para cuidar a familiares.

Según los datos del Observatorio de Empleo, referentes al empleo del mes anterior en Extremadura, de un total de 57.151 contratos realizados, el 61,8 por ciento pertenecen a contratación masculina frente al 38,2, que es femenina.

Cuidado del hogar

También ha mencionado las horas que se dedican por parte de ambos géneros al cuidado del hogar y la familia, que en las mujeres supera las cuatro horas diarias y en los hombres son algo más de dos, que al computarlas por jornadas completas equivaldrían a 205 y 114 días al año, respectivamente.

"La discriminación en el empleo que soportamos las mujeres, con tasas de desempleo más altas, las modalidades de contratación o duración de las jornadas, nos perjudican a lo largo de la vida", ha apostillado.

A su juicio, esto repercute en la participación de las mujeres en la vida social, política e institucional, al mermar la "libertad y la independencia" debido al "escaso" salario.