Hoy

«La plantilla de UPA tiene más ganas de tirar para adelante que nunca»

Técnicos de UPA, ayer, en las instalaciones de Mérida, antes de la asamblea con la dirección.
Técnicos de UPA, ayer, en las instalaciones de Mérida, antes de la asamblea con la dirección. / Brígido
  • La dirección de la organización agraria informa a los trabajadores de la situación para trabajar con normalidad

UPA-UCE, su dirección y sus trabajadores, buscan que la normalidad vuelva al día a día. Ocho días después de que se desencadenara la operación Tellus contra la organización agraria, que mantiene a cinco personas en libertad con cargos y a otras dos, Ignacio Huertas y Maximiano Alcón, en prisión incondicional, dirigentes y técnicos de UPA-UCE se centran en continuar con su atención a agricultores y ganaderos, y, a partir de ahora, en las elecciones al campo. «Estamos unidos. Más que nunca. Le hemos sacado las castañas del fuego a la gente del campo y así va a seguir siendo», se oyó ayer en la asamblea informativa convocada por directivos de la organización profesional agraria y a la que acudieron casi todos del medio centenar de trabajadores que tiene repartidos por todas las comarcas.

Mañana acaba el plazo para presentar alegaciones al censo de las elecciones agrarias, previstas para el 12 de marzo. En la práctica, arranca la precampaña para esos comicios en los que la organización se juega también una parte de su futuro. De eso se habló también en la reunión de Mérida, que se prolongó durante más de tres horas.

«Era una asamblea necesaria. Los técnicos estaban preocupados por lo que ha pasado. Me voy con la satisfacción de lo que nuestra gente nos ha transmitido: confianza en lo realizado y apoyo para seguir trabajando por nuestros agricultores y ganaderos», relató a HOY Lorenzo Ramos, secretario federal de UPA. «He visto mucha unión. La gente del campo está con nosotros, con el técnico de la UPA que le resuelve cada día un montón de problemas y con la organización que le da apoyo. Y eso da mucho ánimo en estos momentos, la verdad», comentó a este periódico un trabajador de la organización que prefirió no aparecer públicamente.

Confianza

«Se han presentado en las oficinas agricultores que han recibido ayudas de asesoramiento y sus servicios para ofrecerse a firmar donde haga falta o acudir ante el juez para decir que eso se ha hecho legalmente. Nos están dando apoyo. La gente está con ganas de tirar para adelante», agregó otro técnico consultado por este diario que asistió a la asamblea.

«Vamos a seguir con nuestra labor y también la dirección va a hacer un esfuerzo para estar al día con nuestras nóminas en poco tiempo», agregó otro trabajador.

En el encuentro asambleario de ayer uno de los términos que más se repitió fue el de confianza. «Se la hemos transmitido a nuestros técnicos y ellos nos la han devuelto. Y sobre todo la gente del campo, los miles de agricultores que confían en nosotros. Por ellos merece especialmente la pena seguir para adelante», agregó Ramos.

En la asamblea no hubo lugar para reproches. En realidad, para casi ninguno. Un empleado señaló la cantidad de servicios que da UPA-UCE. «Estamos asfixiados de trabajo porque la gente pide y pide y les arreglamos muchas cosas, algunas que no tienen que ver con el campo. Y todo por menos de ocho euros al mes, que es lo que se paga por la cuota de afiliación. Quizás habría que subir esa cuota», se dijo.

Ramos admitió que esa demanda de incremento está sobre la mesa desde hace varios años pero no se ha llegado a abordar. «Ya se paga por determinados servicios aparte pero incluso así es más barato que acudir a una gestoría o a otra persona. A eso se suma la confianza en el técnico de la organización. Por eso UPA tiene el apoyo que tiene», finalizó.

El líder nacional de la organización indicó que hoy o mañana se presentará el recurso para intentar que Huertas y Alcón abandonen la prisión de Badajoz.