Hoy

El cóctel perfecto lo hace un extremeño

Manuel Jiménez es capaz de preparar hasta 75 cócteles distintos, muchos de ellos ideados por él.
Manuel Jiménez es capaz de preparar hasta 75 cócteles distintos, muchos de ellos ideados por él. / HOY
  • Ginebra, esencia de romero, sirope de albahaca y puré de yuco le han servido para preparar 'Daddy' con una ejecución que cautivó al jurado de Tokio

  • Manuel Jiménez, de Cabeza del Buey, se ha proclamado en Japón campeón mundial de técnica

Cócteles se preparan miles de ellos al cabo del día por todo el mundo. Pero solo una persona puede presumir de que su técnica no la supera nadie. Es extremeño, tiene 40 años, vive en Cabeza del Buey, donde tiene su propio pub, y acaba de proclamarse en Tokio (Japón) campeón del mundo en esta modalidad hostelera que suele marcar la diferencia entre un local de moda y un simple garito de copas.

Al cóctel ganador Manuel Jiménez López lo bautizó como 'Daddy' en homenaje a su padre. Su obra, dice, estaba inspirada en el Mediterráneo y llevaba una ginebra holandesa impuesta por la organización, esencia de romero, sirope de albahaca y puré de yutu, que es un cítrico japonés. Cuando el jurado de la 'International Bartender Association' observó su ejecución lo proclamó el mejor de los 42 participantes llegados desde distintas partes del mundo. Manuel Jiménez se proclamó el mejor de España hace justo un año en el LXII Congreso Nacional de Coctelería celebrado en Tenerife el 27 y 28 de octubre, respaldado por la Internacional Bartenders Asocciation (IBA). El extremeño, que pertenece a la Asociación de barmen y sumilleres de Extremadura, ya había conseguido pisar el podio en ediciones anteriores. Pero el año pasado se coronó tras la barra como el mejor español en técnica y en 'long drink' (vaso largo, el equivalente a lo que coloquialmente se conoce como cubata) y esto lo llevó hasta el certamen celebrado en el Hotel Imperial de Tokio entre los días 14 y 23 de octubre

Jiménez era integrante de una delegación española compuesta por dos competidores, el extremeño y Leo Gálvez, un chileno afincado en Mallorca que consiguió la medalla de plata en la modalidad de acrobacias.

En el mundo de los cócteles, además de las acrobacias, existe la modalidad clásica, en la que el extremeño mejor se maneja. Esta última incluye varios apartados en función de los ingredientes permitidos y proporciones. Se compite en vaso largo, 'Fancy' (con carbónicos, espuma, aire o esferificaciones ), 'after dinner' (digestivos), 'sparkling' (incluye agua con gas) y aperitivo. El extremeño fue décimo en vaso largo, pero su técnica sobresalió sobre el resto y consiguió este galardón. «Había siete minutos para hacer cinco cócteles iguales y a mí me sobró tiempo. Gané porque no cometí ningún error, sin dudas, con un llenado perfecto, ejecutados con elegancia y con una presentación que gustó al jurado», decía a este diario.

«Estoy muy feliz porque han sido muchos meses de preparación en Sevilla y Madrid repitiendo una y otra vez y matizando formas de presentación», declaraba Manuel Jiménez, que supo que quería ser 'barman' cuando con 27 años estaba estudiando la carrera de Química.

Este padre de familia tiene su propio local en su pueblo, Al-Jaima, pero extiende su pericia mezclando licores a través de su empresa itinerante Hello Cocktail, para lo cual espera que este título mundial lo ayude. Además, le gustaría dedicarse más de lleno a la formación para que los cócteles lleguen a más gente, una modalidad de bebida en la que, sin contar los clásicos -margarita, daikiri, bloody mary, gin tonic, ...- él es capaz de preparar hasta 75 diferentes. Sobra decir que la mayoría de ellos han sido ideados por él en la cocina de su casa, donde confiesa con humor que a veces se siente como el profesor Bacterio.