Hoy

La Consejería de Hacienda prevé unos Presupuestos que crecen el 0,3%

Reunión de Blanco-Morales con dirigentes del PP para entregarles el borrador.
Reunión de Blanco-Morales con dirigentes del PP para entregarles el borrador. / Brígido
  • Hasta ahora, las estimaciones de la Administración regional pasaban por que las cuentas de 2017 cayeran respecto a este año

El borrador del anteproyecto de ley de los Presupuestos regionales para 2017, que ayer entregó la Junta a los partidos de la oposición, contempla 5.171 millones de euros, un 0,3% más respecto a los vigentes del 2016 (14 millones de euros de diferencia). Se aprobaron con 5.197 millones, pero en su comparación el Gobierno regional resta los 40 que tuvo que retener por exigencia del Gobierno.

Hasta ahora, las previsiones que había manejado decían que las cuentas del año que viene serían menores que las de este. El pasado 26 de septiembre, el departamento dirigido por Pilar Blanco-Morales entregó una previsión de ingresos a los grupos parlamentarios donde se reflejaba una reducción del 1,6% (84 millones) respecto a los 5.197.

Si entonces se consideraba que bajaran los fondos europeos y el endeudamiento, ahora se estima que crecerá el 3,3% (hasta los 1.333 millones) el dinero que llega desde Madrid a través del sistema de financiación autonómica. Esto sucede debido sobre todo «a la mejora de la economía tanto a nivel nacional como regional», según la consejera Blanco-Morales.  Para la Junta, las cuentas de 2017 buscan consolidar y reforzar las políticas sociales y económicas sin olvidar las obligaciones legales para cumplir los compromisos de estabilidad.

La consejera de Hacienda compareció ayer para explicar el borrador de las cuentas tras entregarlo por la mañana a los grupos parlamentariosPopular, Ciudadanos y Podemos, en el marco del proceso de negociación abierto desde septiembre.

Blanco-Morales recordó que la Junta tiene la «firme convicción y propósito de negociar» los presupuestos y espera recibir de todos los grupos ideas, sugerencias y aportaciones, pues la predisposición es buena, al tiempo que apeló a la responsabilidad de los partidos de la oposición para poder aprobarlos.

Desde el Ejecutivo extremeño confían en que el anteproyecto de las cuentas sea aprobado en el Consejo de Gobierno del martes 22 de noviembre para presentarlo después en la Asamblea e iniciar su tramitación.

"Cifras reales"

El borrador de los Presupuestos para 2017 dedica de nuevo «más de seis de cada 10 euros a políticas sociales (educación, sanidad, dependencia...) e incide en las políticas inversoras y económicas porque el propósito es acompañar a empresarios e industrias de la región». Blanco-Morales remarcó que se trata de «cifras reales, que se sustentan sobre datos constatables» y en los que «no hay mecanismos de maquillaje ni de venta de ilusiones, que luego se traducen en facturas en un cajón». En el capítulo de gastos, 3.375 millones se destinan a actuaciones de carácter social, 1.336 a actuaciones de carácter económico y 459 a actuaciones de carácter general, entre las que se prevé una deuda pública para 2017 de 315 millones, un 17% menos.

Esto, según la consejera, es fruto de la renegociación de los préstamos con las entidades financieras, lo que ha permitido unas condiciones más ventajosas, y de la adhesión al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

En todas las consejerías, así como en el SES y en el Sexpe, se recoge un aumento del gasto, salvo en Hacienda y Administración Pública, que se reduce un 14,6 %.

La Junta volverá a reivindicar ante el nuevo Gobierno central «más margen, tiempo y flexibilidad» en el cumplimiento de los objetivos de estabilidad, así como «compromiso con Extremadura en inversión y empleo, y financiación suficiente para sanidad, que es el gran problema que tiene el sistema de financiación».

Sobre Presupuestos habló también el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, en Canal Extremadura Televisión. En una entrevista afirmó que el dinero que ingresarán de más el año que viene tiene que ir destinado a seguir ajustando la diferencia entre gastos e ingresos. Es decir, a reducir el déficit.