Hoy

«Los servicios de asesoramiento han tenido la supervisión de la Administración»

Lorenzo Ramos, líder nacional de UPA, ayer, en Mérida.
Lorenzo Ramos, líder nacional de UPA, ayer, en Mérida. / J. M. Romero
  • Lorenzo Ramos Silva I Secretario general de UPA

El extremeño Lorenzo Ramos lidera la UPA en España tras consolidar la organización agraria extremeña. La operación contra dirigentes y exdirigentes de su organización le produce tristeza y sorpresa porque se ha producido un show mediático en  la detención de esas personas. Ramos incide en la legalidad del servicio de asesoramiento a agricultores por el que UPA percibió dinero.

–¿Ha actuado dentro de la legalidad su organización con las ayudas de asesoramiento?

–Se ha cumplido con la normativa y todos los expedientes de asesoramiento han estado supervisados por las diferentes administraciones públicas. Y todos se presentaron. Los agricultores que entran en ese sistema de ayudas tienen la obligación de contratar una empresa con quien hacerlo. Puede ser una empresa externa o ligada a UPA pero el agricultor tiene que justificar que ha utilizado ese asesoramiento.

–La Guardia Civil en su nota habla de engaño a los agricultores, que no sabían lo que firmaban.

–Hablan de una trama y aquí no hay ninguna trama. Aquí lo único que se ha hecho es buscar unos servicios para los afiliados y se han buscado las fórmulas para que ese servicio se pudiera prestar. Y el servicio se ha prestado. Si se han hecho 5.000 expedientes, parece que hemos tenido un problema con uno, el que nos ha denunciado. Por ahí ha empezado la investigación, con cosas que no sabemos y que en ese comunicado se dan por hechas cuando no se ha escuchado a quienes se les acusa. Que por lo menos se puedan defender, que prevalezca la presunción de inocencia. Y luego están las formas, esposados, con filtraciones a los medios para que captaran las imágenes, como si fueran criminales o terroristas... En fin. Los servicios de asesoramiento que se han hecho a agricultores y ganaderos se han cumplido perfectamente por la organización agraria, ha hecho el trabajo que tenía que hacer y, además, han tenido la supervisión de las diferentes administraciones.

–¿Tienen el visto bueno de las administraciones por la realización de esos servicios?

–Están presentados, registrados y justificados de que los agricultores los han recibido. 

–¿Y no han tenido comunicaciones sobre irregularidades o deficiencias, no digo ilegalidades, en esos expedientes y ayudas?

–No. Si fuera así el agricultor no habría percibido la ayuda correspondiente. ¿Cuál es el problema? Que aquí se mezcla que si los préstamos que se hacían por parte de la organización al agricultor y que luego los agricultores lo devolvían... Son cuestiones que, de manera legal, se pueden hacer. Porque préstamos podemos hacer entre tú y yo si hace falta. A mí lo que me sorprende es que al final había un trabajo administrativo que hacer y está hecho y justificado y los agricultores han percibido ayudas porque el trabajo está demostrado. Se ha hecho bien ese asesoramiento. Cuando el agricultor recibía la ayuda pagaba la parte que le correspondía a la organización y otra parte se quedaba con ellas.

–¿Ese asesoramiento que hace UPA es realizado igual por otras organizaciones agrarias?

–Porque tengamos un problema ahora no voy a meter aquí a todo el mundo. No soy de esos que pone el ventilador. Aquí hemos hecho bien un trabajo y se ha cumplido con las normas que nos han exigido las administraciones porque si no esos agricultores no habrían percibido esas ayudas. Y la organización, junto a esa empresa que ha desarrollado los servicios, ha actuado bien.