Hoy

Prisioneros extremeños en el extranjero

  • Todos los presos son hombres y el delito es el mismo, tráfico de drogas

Once personas cuya última residencia ha sido Extremadura cumplen condena en cárceles extranjeras. Todos son hombres y en todos los casos por delitos contra la salud pública, en concreto por tráfico de drogas, según datos facilitados por la Asociación de Derechos Humanos de Extremadura (Adhex).

Su presidenta, Flor Fondón, ha dicho que la asociación pide periódicamente al Ministerio de Asuntos Exteriores información al respecto y éste le facilita el dato de las personas cuya última residencia ha sido Extremadura, lo cual «no quiere decir que no haya ningún extremeño más» encarcelado en el extranjero.

En la actualidad tienen localizadas a once personas, todos hombres, de los que cuatro se encuentran en cárceles de Portugal y siete en centros penitenciarios de Alemania, Bolivia, Brasil, Perú, República Dominicana, Nueva Zelanda y Australia.

Fondón ha alertado de que las personas reclusas en el extranjero están «bastante desprotegidas» y desde Adhex se trabaja tanto con ellas como con sus familiares, que son los que normalmente se ponen en contacto con la asociación.

El trabajo de este colectivo comienza una vez que la persona condenada tiene sentencia firme y se intenta, por un lado, que cumpla el resto de la condena en España, y por otro, prestarle «apoyo en contacto permanente con los diferentes consulados de los países de destino».

Según Fondón, el Gobierno español tiene una ayuda económica para estos reclusos en el extranjero y son los cónsules en las respectivas ciudades de encarcelamiento los que tienen que realizar «visitas periódicas y facilitarles esa ayuda», algo que «no siempre hacen».

En este sentido, ha recordado que «en muchas cárceles tienen que pagar la estancia» lo que es «un agravio» porque muchas familias españolas «no le pueden mandar dinero y aunque se lo manden, puede que se lo quiten», mencionando que hay «funcionariado corrupto».