Hoy

El PP critica la gestión de Agricultura y la Junta culpa al anterior Ejecutivo

  • Echávarri denuncia que la consejería está paralizada y la Administración defiende que trabaja con rigor para dar respuesta a los problemas del sector

Mérida. El PP asegura que la Consejería de Medio Ambiente sufre una «parálisis total» y la Junta achaca los problemas del sector agrario al Ejecutivo anterior.

El portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario del PP, José Antonio Echávarri, aseguró ayer que la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio está «totalmente paralizada», después de analizar la ejecución del presupuesto de este año.

Echávarri afirmó que, además, la Junta ha hecho recortes en los presupuestos para esta consejería desde el principio al destinar algo más de mil millones de euros, casi 200 millones menos que para 2015.

Así, Echávarri detalló que la Dirección General de Agricultura y Ganadería ha ejecutado el 12,92%, de la que la sanidad animal aumenta al 41% por la campaña de erradicación de la tuberculosis bovina. En cuanto a la de Desarrollo Rural, «el panorama es desolador», pues solo se ha ejecutado el 8,53% hasta el momento, dijo Echávarri.

A su juicio, esto explica porque no se han puesto en marcha proyectos tan importantes para la región como el regadío de Tierra de Barros y Monterrubio de la Serena o los regadíos de Arroyo del Campo.

Respecto a los caminos públicos, Echávarri manifestó que se partía de un presupuesto de unos 8 millones de euros que se modificó hasta los 4 millones, de los que no se ha pagado nada actualmente.

«La Junta anunció actuaciones en 22 municipios que solo tenían una vía de escape en caso de evacuación por incendios forestales, de los que después de un año solo están en contratación dos», agregó. La Dirección General de Política Agraria Comunitaria (PAC) es la que aglutina la mayor parte del presupuesto, «con más de 700 millones de euros, de los que no se han pagado ni la mitad», según el diputado popular.

Entre otros asuntos y en referencia a Medio Ambiente, hizo alusión «al esfuerzo que hizo el PP durante su gobierno», al contratar 256 empresas en plena crisis, y señaló que del recorte inicial del 60%, se ha ejecutado algo más del 19%.

Seriedad

Por su parte, la Consejería de Agricultura respondió que trabaja con seriedad y rigor para dar respuesta «a los problemas que ocasionó al sector agrario regional la irresponsable gestión del Ejecutivo anterior». En una nota de prensa, tachó de «esperpéntico» que Echávarri inste a la Junta a agilizar la puesta en marcha de regadío en Tierra de Barros cuando su ejecutivo «no presupuestó ni un euro para este fin, ni movió un metro de tierra y solo se limitó a hacer anuncios en los medios de comunicación».

La Administración consideró que «más flagrante aún es la falsificación en un asunto tan serio para miles de ganaderos como la tuberculosis bovina», al tiempo que recordó que esta enfermedad que afecta a la cabaña ganadera extremeña se multiplicó por cuatro durante la pasada legislatura. En ese sentido, la Junta destacó que el nuevo Ejecutivo, «en apenas un año, ha aprobado diferentes medidas que han permitido controlar el avance de esta enfermedad animal y ha destinado a este fin 15 millones de euros».