Hoy

La Mesa de la Caza exige un plan urgente de recuperación de especies

  • Lamenta el desastroso inicio de temporada por la escasez de algunos animales en los cotos

Mérida. La Mesa Extremeña de la Caza lamentó ayer el desastroso inicio de la temporada de caza menor en la región, que hace imprescindible la aprobación de un plan urgente de recuperación de la caza menor por parte de la Junta.

Una vez abiertos prácticamente todos los cotos de Extremadura, «la realidad es demoledora, con una presencia muy escasa de especies tan imprescindibles para los ecosistemas extremeños como son el conejo, la perdiz, la liebre, la tórtola y el zorzal». Unas especies que, además, «suponen una parte importante de la alimentación de muchas de las especies protegidas que hay en Extremadura, y que son también parte esencial de la economía de muchas zonas rurales».

La Mesa entiende que la situación de la especies de caza menor en la región está llegando a un punto de 'no retorno' y que es ahora cuando deben adoptarse unas medidas urgentes, antes de que sea demasiado tarde para corregir la situación. El propio Plan General de Caza elaborado por la Junta reconoce que en el caso del conejo «tanto la evolución de las capturas, como las densidades resultantes del análisis de las mismas, muestran cifras realmente preocupantes para esta especie».

En esta línea, ese Plan admite que «aunque a lo largo de los últimos años se han puesto en marcha numerosas iniciativas, a la vista de los resultados generales, no han sido suficientes, o no se han aplicado de manera adecuada».