Hoy

El fiscal pide seis años de cárcel para un hombre que provocó un incendio

  • El acusado prendió fuego con un mechero en una cuneta y ardieron tres hectáreas en la carretera de Villar del Rey

El próximo 10 de noviembre será juzgado en la Audiencia Provincial de Badajoz Rafael P.D., un hombre que está acusado de causar un incendio forestal el 7 de julio de 2015.

El suceso tuvo lugar en el kilómetro Ex-325, cerca de Villar del Rey. Según el escrito de calificación del fiscal, el inculpado viajaba por la tarde con otras dos personas y pidió al conductor que parara en el arcén para orinar. Lo hizo a la altura de la finca La Matilla. Cuando el coche se paró prendió fuego al pasto seco que había en la puerta de la finca. Las llamas se extendieron rápidamente. El incendiario se montó en el coche y el conductor, asustado, se marchó rápidamente.

Las llamas se propagaron por la finca, que es un encinar con matorral y monte bajo. Había además pacas de paja almacenadas en el campo. El fuego quemó finalmente seis encinas y afectó a otras 54 en una superficie de 3,42 hectáreas. También causó daños en el cerramiento y los pastos y quemó diez pacas de paja.

Según el fiscal, el fuego no se extendió más porque intervino el personal de la finca con maquinaria que cortó el avance del incendio. También actuaron los medios contra incendios de la Junta de Extremadura. El incendio saltó la carretera, que tuvo que ser cortada al tráfico, y fue controlado dos horas después.

Los daños ocasionados al propietario de la finca han sido estimados en casi 4.000 euros (3.859,97) y los gastos de la extinción del fuego han sido valorados en la cantidad de 3.574 euros.

El fiscal califica los hechos como un delito de incendio forestal y pide que se le imponga al acusado una pena de seis años de prisión, además de 6.000 euros de multa.

También solicita que indemnice a la Junta de Extremadura por los gastos en que incurrió para apagar el incendio y al dueño de la finca por los daños y perjuicios sufridos.

Como medida la Fiscalía pide que el inculpado preste una fianza de 15.000 euros para garantizar estos pagos. En caso de no hacerlo se le embargarían los bienes suficientes para cubrir esa cantidad.

En los días posteriores al incendio, la Guardia Civil detuvo a las tres personas que viajaban en el vehículo, si bien finalmente solo uno de ellos ha sido acusado de ocasionar el fuego y será juzgado por ello.