Hoy

Las cenizas de la Garganta han alcanzado al río Jerte

Agua negra en Los Pilones el domingo por la tarde.
Agua negra en Los Pilones el domingo por la tarde. / Cedida
  • Las cenizas de la Garganta han alcanzado al río Jerte

«No solo la zona quemada el pasado agosto es la que más valor tenía de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, sino que el incendio está generando hoy graves consecuencias que se mantendrán en el tiempo».

El presidente de la Asociación Extremeña de Empresas Forestales y de Medio Ambiente, Paco Castañares, denuncia que las primeras fuertes lluvias caídas en el norte cacereño han arrastrado tierra y cenizas de la reserva a las gargantas y al río Jerte. Es el motivo, según explica, por el que el agua corría negra el pasado fin de semana. «La tierra y la ceniza se depositan en el fondo del cauce y contaminan el agua; esto hace que pierda oxígeno y que, por tanto, especies como la trucha común y el desmán ibérico desaparezcan, porque requieren agua pura para poder vivir».

Vaticina que se producirán más arrastres cuando vuelvan las lluvias y culpa de la situación a la Administración. «Por no haber hecho un plan específico de prevención de incendios en la Garganta de los Infiernos y por no haber construido, tras el fuego, diques de madera para frenar la erosión».

La Junta, por su parte, desmiente a Castañares. Según explica la Consejería de Medio Ambiente, «se trata de un episodio normal después de las fuertes tormentas del pasado fin de semana; el lunes por la mañana se observaba en la Garganta de los Infiernos algo de ceniza y carbonilla, pero no arrastres de tierras, y ayer mismo por la tarde la situación se había normalizado y el agua bajaba más clara. Es una situación normal después de un incendio y las intensas lluvias, que no afecta a las tomas de agua de la comarca».