Hoy

La Plataforma Por la Educación Pública llama a la movilización contra las reválidas

  • El Consejo de Estudiantes de la UEX anima a secundar la huelga convocada para el próximo miércoles día 26

La Plataforma Por la Educación Pública de Extremadura ha convocado a toda la ciudadanía a participar en las movilizaciones convocadas para este miércoles, 26 de octubre, contra las 'reválidas' de la LOMCE.

La Plataforma, integrada por representantes de estudiantes, familias, sindicatos, movimientos de renovación pedagógica y apoyada por otras organizaciones sociales, políticas y sindicales, ha convocado sendas concentraciones el miércoles 26 de octubre a las 19 horas, que se realizarán ante la Delegación del Gobierno de Badajoz (Avenida de Huelva) y ante la Subdelegación del Gobierno de Cáceres.

Estas concentraciones quieren "respaldar la huelga educativa" promovida por el Sindicato de Estudiantes y la Confederación de padres CEAPA en el ámbito estatal, en la que están llamados a participar los estudiantes de los últimos cursos de Enseñanza Secundaria Obligatoria y los de Bachillerato para rechazar las reválidas de la LOMCE, según informa esta plataforma en nota de prensa.

Asimismo, el miércoles por la mañana la Coordinadora Estudiantil de Badajoz ha convocado una manifestación que se iniciará a las 12,00 horas desde la Avenida de Huelva; mientras que el Sindicato de Estudiantes en Cáceres convoca a los jóvenes a las 11,30 horas para asistir a una manifestación que saldrá desde el Kiosco de la Música del Paseo de Cánovas.

Señala la plataforma que la LOMCE es "la reforma educativa que más rechazo ha cosechado en la historia de España", por lo que este colectivo y el resto de movimientos similares del Estado, continúan las acciones de protesta que, desde aquel curso 2012/13, han movilizado al alumnado de todos los niveles, a las familias, al profesorado y al personal de centros educativos y universitarios.

Recuerda que las 'reválidas' en ESO y Bachillerato fueron aprobadas por Real Decreto este verano, y según el ordenamiento jurídico, "a continuación debiera ser aprobada una Orden Ministerial que estableciera las normas y características comunes en todo el Estado de las pruebas y exámenes".

Se trata de un "embrollo legal sin precedentes" que impide ahora mismo que el Consejo Escolar del Estado emita los informes prescriptivos sobre este asunto, "al tener pendiente de nombramiento sus cargos principales y no poder estos ser nombrados por un gobierno en funciones", señala la plataforma.

En conclusión, apunta la plataforma que "nadie sabe actualmente cómo van a ser las reválidas", ni los estudiantes y familias que las sufrirán, ni el profesorado en los centros que las tienen que aplicar, ni tampoco la administración educativa regional, que sigue atenta a cualquier novedad estatal.

Así, y aparte de esta "inseguridad jurídica", señala que las reválidas "nacen de una concepción elitista de la enseñanza, como carrera de obstáculos" para que los más desfavorecidos sean "expulsados" del sistema educativo sin posibilidad de obtener siquiera un título que demuestre sus conocimientos, sea el de ESO o el de Bachillerato.

Además, la posibilidad de que las universidades puedan añadir pruebas específicas de acceso, "dificultará el ingreso en la enseñanza superior de los estudiantes" y, aunque hay movimientos desde algunos ámbitos para unificar criterios y "distritos universitarios", la permisividad por parte del Ministerio de Educación "deja a la buena voluntad de las distintas administraciones e instituciones el paliar los efectos negativos de las reválidas", explica.

Por otro lado, señala la plataforma que la LOMCE ha traído "dificultades en la organización y funcionamiento de los centros", así como la "limitación" de los derechos del alumnado de todos los niveles educativos, el empeoramiento de las condiciones laborales del profesorado y personal de los centros, la restricción a la participación de las familias en las decisiones educativas, la disminución de las ayudas a los movimientos asociativos de madres y padres, o el "alarmante incremento" en los costes de las matrículas universitarias, así como la disminución de becas y ayudas al alumnado, señala.

Por estas razones, la Plataforma Por la Educación Pública de Extremadura llama a la participación en la jornada de huelga estudiantil y manifestaciones para parar las reválidas.

Consejo de Estudiantes de la UEX

Por su parte, el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Extremadura (CEUEx) ha hecho hoy un llamamiento a la comunidad universitaria de la región a unirse a la huelga convocada para el 26 de octubre, en contra de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y las reválidas que conlleva.

En una nota, el CEUEx explica que ha tomado la decisión de apoyar la huelga, al considerar que se trata de una serie de medidas que tienen como fin único convertir la educación pública "en un conjunto de callejones sin salida para aquellos estudiantes que no superen las reválidas con las que se irán encontrando a lo largo de su formación académica".

A esto se debe sumar, a su juicio, la incertidumbre en la que a día de hoy se encuentran cientos de estudiantes extremeños que aún no saben cómo será su prueba de acceso a la Universidad, creándoles "una profunda frustración al no saber cómo enfrentarse al temario de bachillerato".

Por todo ello, animan a los estudiantes de la Universidad de Extremadura, así como a profesores y personal administrativo, a unirse a las movilizaciones que hay convocadas a lo largo de toda la jornada.