Hoy

La Junta pide una cita con Delegación del Gobierno para avanzar en el castigo de quienes queman el monte

Un momento del incendio en la Garganta de los Infiernos
Un momento del incendio en la Garganta de los Infiernos / HOY
  • Así lo ha avanzado la responsable de Medio Ambiente tras la celebración del Comité de Dirección del Plan de Lucha Contra Incendios Forestales de Extremadura

La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura, Begoña García, ha solicitado un encuentro con la delegada del Gobierno en la región, Cristina Herrera, para avanzar en un "frente crucial" para combatir los incendios, que es perseguir y castigar "con todos los medios" a los que queman el monte.

Así lo ha avanzado la responsable de Medio Ambiente tras la celebración del Comité de Dirección del Plan de Lucha Contra Incendios Forestales de Extremadura (Infoex) que se ha reunido para hacer un balance de la campaña de peligro alto de incendios de este año.

La consejera ha avanzado que hasta el 15 de octubre se han producido en la comunidad autónoma 653 siniestros, de los que 366 se quedaron en conatos de incendio y 287 fueron declarados como incendios. La cifra global de superficie quemada en 2016 ha llegado hasta las 6.088 hectáreas; 4.434 de ellas en la provincia de Cáceres y 1.654 en Badajoz.

Del número total, 707 corresponden a monte arbolado, y 5.381 corresponden a monte no arbolado, (2.511 son de matorral, monte bajo y monte abierto, 614 corresponden a dehesas y 2.256 hectáreas son de pastizal y zonas húmedas), explica la Administración regional en nota de prensa.

Entre los incendios que afectaron a más superficie quemada figuran el que comenzó el 23 de julio en la zona del río Salor, en el término municipal de Cáceres, que calcinó un total de 1.498,91 hectáreas, de las cuales 5,6 fueron de dehesa, 570,76 hectáreas de matorral, de monte abierto 34,90 hectáreas, no forestal 104, 55 hectáreas, pastos 772,16 y ribera 10,94 hectáreas. Se declaró el nivel 1 de peligrosidad por la cercanía de las viviendas y de las naves al incendio.

También el declarado en la Garganta de los Infiernos, originado el 18 de agosto a las 21.25 horas, y que afectó a los términos municipales de Tornavacas, Jerte, el Guijo de Santa Bárbara y Aldeanueva de la Vera, ardieron un total de 1093,98 hectáreas. Se declaró el nivel 2 de peligrosidad el 20 agosto a las 08,00 horas, motivado por la necesidad de participación de medios extraordinarios al Plan Infoex.