Hoy

Vara reivindica en Miajadas el papel de la mujer rural extremeña

  • Anima a los asistentes a «ser inconformistas con la realidad en la que vivimos» para conseguir la igualdad

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, participó ayer por la mañana en el acto conmemorativo del Día internacional de las mujeres rurales en la casa de cultura Massa Solís de Miajadas. Vara aprovechó su intervención para ensalzar la figura de la mujer rural extremeña, ya que «no se puede entender Extremadura en el siglo pasado» sin ella.

En un acto que contó con una escasa afluencia de público, el socialista mostró una dosis de optimismo al alentar a los oyentes a «ser inconformistas con la realidad en la que vivimos» y a «intentar la utopía» para conseguir la igualdad plena entre la mujer y el hombre.

Las tres claves, según el presidente autonómico, para conseguirlo son «que los casos de violencia de género sean incluidos en los libros de texto, que se respete la igualdad de todos en el trabajo y en los salarios, y que a nadie le extrañe, por ejemplo, que la presidenta del Gobierno o del Tribunal Constitucional sea una mujer».

El plantel de dirigentes y mujeres vinculadas al asociacionismo de este colectivo que acompañaron al presidente de la Junta de Extremadura fue muy amplio. En el evento estuvieron Begoña García Bernal, consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio; Miguel Ángel Gallardo, presidente de la Diputación de Badajoz; Elisa Barrientos Blanca, directora general del Instituto de la Mujer de Extremadura; y Antonio Díaz Alias, alcalde de Miajadas, entre otros.