Hoy

El sector cinegético prevé una buena campaña en la caza mayor y negativa en la menor

  • La caza menor atraviesa un mal momento debido a la escasez de especies como el conejo y la perdiz

El sector cinegético extremeño espera una temporada poco positiva en caza menor, en línea con la del año pasado, y al contrario de lo que sucederá respecto a la caza mayor, que hoy goza de muy buena salud, según indica la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza).

El presidente de Fedexcaza, José María Gallardo, manifestó que se espera un nuevo año malo en cuanto a la caza menor, la cual comenzó ayer, debido a las dificultades que atraviesan especies como el conejo y la perdiz.

En el primer caso sigue sin producirse una recuperación en cuanto a ejemplares, lo cual hace que hoy siga siendo testimonial en muchos cotos, por lo que se esperan como agua de mayo las medidas anunciadas por la administración autonómica en pos de la caza menor de cara a 2017.

Respecto a la perdiz roja autóctona, aunque este año ha criado mejor, «tampoco se puede ser optimista», comentó José María Gallardo. El presidente de la Federación Extremeña de Caza se refirió también a la liebre, cuya población atraviesa tradicionalmente una evolución en dientes de sierra, según las enfermedades o la presión cinegética.

Pese a todas estas circunstancias, Gallardo recordó que la caza menor sigue atrayendo a muchos aficionados de fuera de Extremadura, como es el caso de ciudadanos portugueses con tradición muy arraigada en la comunidad, y que no renuncian a sus cotos pese a haber menos ejemplares.

«La caza menor es quien más gente trae a Extremadura. Por ejemplo, posteriormente llegará el zorzal y la paloma, muy atractivas para cazadores franceses, italianos o andaluces, entre otros», precisó.

No obstante, en los últimos años se ha producido un trasvase hacia la caza mayor de aficionados procedentes de la caza menor, atraídos por la fortaleza de los ejemplares y el buen servicio que se está ofreciendo.