Hoy

Casi 4.000 funcionarios participan en los concursos de traslados de la Junta

Trabajadores de la Junta de Extremadura en las consejerías del Tercer Milenio
Trabajadores de la Junta de Extremadura en las consejerías del Tercer Milenio / HOY
  • Es la primera vez que los empleados públicos tienen la opción de cambiar de destino en los últimos ocho años

La Consejería de Hacienda y Administración Pública tramita 3.946 solicitudes de funcionarios que han pedido participar en los concursos de traslados que han sido convocados: uno para optar a puestos de estructura (los llamados singularizados) y otros de base (los no singularizados). La diferencia entre unos y otros es que para optar a los primeros se requieren titulaciones concretas y requisitos específicos, que no son precisos para los puestos de base. Es la diferencia entre un jefe de sección de formación y promoción deportiva y un auxiliar de administración, por ejemplo.

Según los datos facilitados por Función Pública, son 2.662 las solicitudes recibidas para las 663 plazas que centran el concurso de traslado de puestos singularizados, y 1.284 los empleados públicos que participan en el concurso de puestos no singularizados, en el que se ofertan más de un millar de plazas.

En uno y otro caso, es una comisión de valoración la que barema los méritos aportados por los aspirantes –formación y experiencia– y en uno y otro caso también esta comisión está formada por un representante de la Dirección General de los Servicios Jurídicos (que tenga la condición de letrado), un representante de cada una de las consejerías afectadas, cuatro de los de Hacienda y un representante de cada uno de los sindicatos con presencia en la Administración autonómica.

El concurso de puestos no singularizados fue convocado por orden de 23 de diciembre de 2013, y el de puestos de estructura por orden de 20 de mayo de 2015. A día de hoy ni uno ni otro están resueltos. Y será el último el primero que se finalice, porque así lo establece la normativa en vigor. Por ello, tal como señala Función Pública, la comisión de valoración de este concurso está celebrando ya reuniones periódicas para baremar a los candidatos, con el fin de que en los próximos meses se pueda hacer efectivo el traslado.

Sin embargo, una de las cuatro centrales con presencia en la Administración autonómica, y por tanto miembro de la comisión de valoración, el Sindicato General de Trabajadores Extremeños, anuncia que reclamará «daños y perjuicios si no se cumplen los plazos, y sanciones para los responsables», en palabras de Juan Agustín Trocolí, secretario de comunicación de Sgtex.

Los plazos

«La consejera ha dicho que el concurso de puestos de estructura estaría resuelto a finales de noviembre y no parece que vaya a ser posible, pero lo cierto es que ya no se están cumpliendo los plazos; según sus propias bases, la resolución tiene que llegar seis meses después de la convocatoria y, si no, seis meses más tarde, que es la única prórroga que se permite», explica Trocolí. «Pero ni un plazo ni otro y son muchos años los que los empleados públicos llevan sin poder ejercer su derecho a la movilidad y, con él, a la conciliación».

Recuerda que el último concurso de traslados se convocó en 2008 «y desde entonces, por ejemplo, aunque un funcionario que trabaja a 90 kilómetros de su casa, tenga una vacante a la que optar en su propia localidad, no puede hacer nada, porque no se da la opción del traslado». Agrega que también el personal laboral de la Junta está viviendo una situación similar. «Debe haber resoluciones cuatrimestrales de traslados, porque este es un concurso abierto y permanente, y en el último año, por las oposiciones, no se ha producido ninguna».