Hoy

Los grupos de la oposición rechazan la ley que permite expropiar viviendas

  • PP y Ciudadanos creen que puede ser inconstitucional mientras que Podemos dice que es poco ambiciosa y aporta un texto alternativo

Los tres grupos de la oposición en la Asamblea de Extremadura rechazan la iniciativa legislativa de la Junta que permite expropiar el uso temporal de viviendas para destinarlas a familias sin recursos. PP, Ciudadanos y Podemos han presentado enmiendas de totalidad contra el proyecto de Ley de Emergencia Social de la Vivienda, pero necesitarán ponerse de acuerdo para evitar que esta propuesta siga adelante.

El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó el pasado 13 de septiembre este proyecto de ley, que también permite sancionar a bancos por tener viviendas desocupadas. Tras su registro en la Asamblea, ayer terminó el plazo de presentación de enmiendas a la totalidad del texto. En caso de que alguna de ellas sea aprobada la propuesta sería devuelta al Ejecutivo autonómico.

Como adelantó HOY, el Consejo de Estado apreció vicios de inconstitucionalidad en este proyecto. Entre otras cuestiones, apuntó en su dictamen que la Junta no tiene competencias para expropiar el uso de viviendas. El Grupo Popular apoya su enmienda en estas dudas sobre la legalidad de la norma. Como explicó el diputado popular Saturnino López, «estamos ante una clara estrategia populista y podemizante». Para el PP, la Junta ha copiado una norma similar de Andalucía que ya fue suspendida por el Tribunal Constitucional.

Para Ciudadanos, la ley debe volver a la Junta de Extremadura para que el texto tenga «las garantías legales suficientes para hacer efectivo el cumplimiento del derecho a la vivienda que tiene la ciudadanía, evitando que las expectativas políticas creadas puedan verse frustradas con posterioridad por el Tribunal Constitucional». Victoria Domínguez, diputada del grupo, justifica su enmienda en que la Junta no ha atendido las observaciones del Consejo de Estado.

Escasa para Podemos

Por su parte, Podemos no sólo ha presentado una enmienda de totalidad, sino que ha registrado un texto alternativo. Su diputado Daniel Hierro apuntó que la propuesta presentada por la Junta es «poco ambiciosa, y deja fuera varias cuestiones clave que con enmiendas parciales no se podrían rectificar». Entre otros aspectos, lamenta que no se aporte ninguna alternativa para las familias desalojadas de viviendas privadas ni se plantee la entrega del piso para liquidar la deuda hipotecaria.

Ante el rechazo mostrado por la oposición, el portavoz socialista en la Asamblea, Valentín García, defendió que la propuesta de la Junta es «muy meditada, muy pensada para equilibrar derechos y para proteger los intereses de los ciudadanos».

Para que el proyecto sea rechazado será necesario que Podemos apoye la enmienda de los populares o a la inversa. El Reglamento de la Asamblea establece que primero se debatirán y votarán las dos que no plantean texto alternativo. Si no consiguen los votos suficientes, sería el turno de la siguiente, pero en caso de que el PP la apoyase continuaría la tramitación de la ley con la redacción propuesta por Podemos.

También cabe otra opción, que la iniciativa de la Junta siga su curso pero sea rechazada cuando, tras la tramitación de enmiendas parciales, el texto se someta en su conjunto a la aprobación del Parlamento.