Hoy

Una mujer de 35 años, nuevo caso de Zika en Extremadura

La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha informado del último caso del Zika.
La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha informado del último caso del Zika. / Brígido
  • Continúan siendo dos casos en la región, después de que el pacense de 40 años haya dado negativo en los últimos análisis

El segundo caso de afectado por virus del Zika en Extremadura, anunciado ayer por el Ministerio de Sanidad, es una mujer de 35 años, no embarazada, que fue atendida en el hospital de Cáceres. Así lo ha confirmado esta mañana la Junta de Extremadura. En cambio, el pacense de 40 años que en un principio tenía todos los visos de estar afectado por ese virus no padece esa afección porque los análisis últimos en Majadahonda han dado negativo.

Del segundo caso de persona con el Zika contabilizado en Extremadura apenas se dan detalles. Solo se informa que es de nacionalidad española (sin confirmar siquiera si reside en la región), que había viajado a Nicaragua y su analítica se hizo en el hospital de Cáceres. La infección ha sido tan leve que no se ha necesitado el ingreso hospitalario.

La infección, recuerda el Ejecutivo extremeño, está producida por el mosquito cursa con fiebre similar a una gripe. La vigilancia se produce en las mujeres embarazadas, ya que el feto puede sufrir, y no siempre, un problema de microcefalia. La joven embarazada hace vida normal y la evolución de su gestación es supervisada por el ginecólogo.

El primer caso en la región del Zika fue el de una embarazada de Oliva de la Frontera. El Ministerio de Sanidad ha informado de que hasta el momento se han notificado 293 casos de infección por zika confirmados en España. De ellos, dos han sido confirmados en Extremadura por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, aunque se han mandado pruebas al laboratorio de Majadahonda de un total de ocho personas que viajaron a los países afectados. De ellos, 6 han dado negativo.

En concreto, de los casos confirmados de infección por virus Zika en España 115 se han notificado en Cataluña, 67 en Madrid, 19 en Aragón, 14 en Castilla y León, 13 en Andalucía, 12 en Galicia, 10 en la Comunidad Valenciana, ocho en La Rioja, siete en Baleares, siete en el País Vasco, seis en Navarra, seis en Asturias, cuatro en Canarias, dos en Murcia, dos en Extremadura y uno en Castilla-La Mancha.

Todos los casos notificados son importados, en personas procedentes o que habían visitado países afectados, salvo el caso autóctono de transmisión por vía sexual detectado el pasado mes de julio en la Comunidad de Madrid, donde no se ha detectado la presencia del mosquito 'Aedes albopictus'.

Asimismo, 40 de estos casos fueron en mujeres que estaban embarazadas en el momento de la toma de las muestras. Y en dos casos se ha detectado zika congénito después de que, en ambas ocasiones, las madres se infectaran en zonas de riesgo, informa Sanidad, que en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y las comunidades autónomas ha establecido una vigilancia de casos importados.

Protocolo de sanidad

A primeros de año el Ministerio y los gobiernos autonómicos acordaron en la Comisión de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud (SNS) la aprobación de un protocolo de vigilancia epidemiológica del zika y un plan de preparación y respuesta para éstas y otras enfermedades transmitidas por mosquitos, que en abril fue ratificado en el Consejo Interterritorial (CISNS).

Entre otras cuestiones, se recomienda a cualquier persona que haya estado en alguna zona en la que exista el virus posponer ocho semanas desde su regreso las relaciones sexuales sin protección con mujeres que estén embarazadas o tengan intención de serlo, para evitar un posible contagio a través del semen y dado el posible riesgo de microcefalia fetal que todavía no se ha confirmado.

Las mujeres embarazadas que hayan viajado a países de riesgo por virus zika se someterán a análisis de sangre y orina si al regresar a España presentan alguna sintomatología indicativa de la infección, según el protocolo de seguimiento acordado con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

Y en caso de confirmarse la presencia del virus, se realizarán ecografías seriadas para controlar el crecimiento y, sobre todo, la morfología fetal cada dos semanas, siendo imprescindible el concurso de obstetras avanzados en el diagnóstico ecográfico prenatal y en la sospecha diagnóstica de infección.