Hoy

Monfragüe, parada del Kilimanjaro

fotogalería

Gema Hassen-Bey, ayer, en Monfragüe. :: hoy

  • La atleta paralímpica Gema Hassen-Bey se entrena en el Parque Nacional para coronar la montaña más alta de África

En una conversación de quince minutos Gema Hassen-Bey transmite toda el espíritu de superación que se necesita para coronar la montaña más alta de África. Será la primera mujer en hacerlo en una silla de ruedas. Y está decidida a ello. Tanto, que ha pasado la noche en Monfragüe, al raso, en su primera experiencia en un campamento base.

Gema Hassen-Bey está probando en Extremadura todo el material que necesita para este reto. Unos pantalones térmicos ayudarán a que sus piernas mantengan el calor en condiciones adversas a pesar de que no puede moverlas. Esta noche, en Monfragüe, iba a pasar su prueba de fuego. También está probando una bicicleta de montaña adaptada que comenzó a diseñar hace ya varios años y para la que ha contado con la ayuda de cuatro personas. Ahora buscan una marca que la comercialice, dice que para ella lo realmente importante es que otras personas en su situación puedan también superarse. En solo unos minutos de charla se nota que Gema Hassen-Bey es también periodista y comunicadora social que imparte conferencias de coaching emocional. Es decir, que explica y ayuda a otros a superarse. «La mente es el límite», ese es su lema.

Con esa bici hizo la mayor parte de la ruta de ayer, aunque en las zonas más complicadas la ayudaron con unas cuerdas y un sistema de polipasto. La expedición partió de Villarreal de San Carlos y llegó al Castillo de Monfragüe antes de bajar al Salto del Gitano y, después, a la fuente del Francés.

Gema no estuvo sola. La acompaña un equipo de 15 personas entre médicos, entrenadores, fisioterapeutas, mecánicos... Pero, además, tuvo un respaldo de más de 200 personas. La Fundación La Caixa le está apoyando en el reto y también el Instituto de la Mujer de Extremadura. Una vez que despierten hoy en el campamento base, la primera vez que dormirá en una acampada, recogerán los trastos y pondrá camino a seguir su reto. La próxima parada es el Teide. Ya ha subido al monte Abantos (1.753 metros cerca de San Lorenzo del Escorial) y la Bola del Mundo (2.265 metros). Se puede seguir el desarrollo de su reto, el Cumbre Bey-Kilimanjaro Challenge, a través de la plataforma http://diverscity.es.

A los cuatro años sufrió un accidente de coche y tuvo una lesión medular que le impide andar, pero eso no significa que Gema Hassen-Bey esté parada. Ha ganado cuatro medallas en distintas ediciones de los Juegos Paralímpicos, tiene doce títulos y ha participado en cinco ediciones de los Juegos. Lo ha conseguido con la esgrima. Ahora se ha marcado el reto de ser la primera mujer en llegar en silla de ruedas a la cima del Kilimanjaro y lo logrará. Cuando lo consiga, en su currículum aparecerá el entrenamiento de ayer en Extremadura.