Hoy

Extremadura y Castilla y León, únicas que cubren su demanda con energías renovables

  • La cobertura de la demanda eléctrica de la región con renovables se situó en 104%, según Red Eléctrica Española

Castilla y León y Extremadura fueron las únicas comunidades autónomas cuya producción de energía eléctrica procedente de fuente renovable superó su demanda durante 2015, según la comparativa del Balance Eléctrico de Extremadura, con datos de Red Eléctrica Española.

Según estos datos, la cobertura de la demanda eléctrica de Castilla y León con renovables se situó en el 146,36 por ciento y la de Extremadura en 104,26 por ciento, seguida de Castilla-La Mancha, con el 92,55 por ciento, mientras que Madrid (1,33 %), Baleares (2,24 %) y País Vasco (4,68 %) ocupan los últimos lugares en este ránking.

Durante 2015, Castilla y León produjo 20.128 gigavatios/hora (gwh) de energía eléctrica con origen renovable frente a una demanda eléctrica de 13.752 gwh, mientras que Extremadura produjo 5.014 gwh y demandó 4.809 y Castilla-La Mancha produjo 10.715 gwh y necesitó 11.567.

En el caso de Castilla y León, la mayor parte de la energía eléctrica renovable procede de la eólica, con una producción de 11.080 gwh, y la hidráulica (7.952 gwh), mientras que en Extremadura fue la solar termoelétrica (2.038 gwh), la hidráulica (1.612) y la fotovoltáica (1.111 gwh).

En el conjunto de España, la demanda de energía eléctrica ascendió en 2015 a 262.931 gigavatios/hora (gwh), de los que 96.883 gwh fueron cubiertos con fuentes renovables, lo que supone el 36,85 por ciento. La producción neta de energía eléctrica en 2015 fue de 267.584 gigavatios/hora, con Cataluña (16%), Andalucía (13,3%), Castilla y León (11,67%), Galicia (11%), Castilla-la Mancha (8%) y Extremadura (7,89%), como principales aportadoras.

Respecto al origen de la energía eléctrica generada el pasado año, el 63,79 por ciento procedió de fuentes no renovables (nuclear, cogeneración, carbón, fuel/gas, ciclo combinado y residuos) y el 36,21 por ciento de renovables (solar, termoeléctrica, fotovoltáica, hidráulica, biomasa eléctrica, biogas, hidráulica marina, geotérmica, eólica e hidroeléctrica).

En cuanto a la regiones que más energía eléctrica demandaron fueron Cataluña, con el 17,7% del total, Andalucía (14,7%), Madrid (10,9) y Comunidad Valenciana (10,1%), mientras que Ceuta y Melilla (0,08%); La Rioja (0,65%), Cantabria (1,60%) y Extremadura (1,83) y Navarra (1,84) fueron las que menos consumieron.

Por su parte, Asturias fue la que más energía eléctrica per cápita demandó en 2015, con 9,91 megavatio/hora (mwh), mientras que los ceutíes y melillenses fueron los que menos, con 2,49 y 2,43 mwh.

Cataluña (20,58%), Andalucía (13%) y Extremadura (9,42%), son las comunidades que más aportaron a la producción nacional de energía eléctrica de fuente no renovable en 2015.