Hoy

Las inversiones del Gobierno en la región caen a la mitad en un año

Plataforma del tren de alta velocidad junto a la línea convencional cerca de Mérida.
Plataforma del tren de alta velocidad junto a la línea convencional cerca de Mérida. / J. M. Romero
  • La ejecución de las partidas asignadas a la comunidad en el capítulo 6 de los Presupuestos del Estado se situó en el 11,4% en junio

Las inversiones del Gobierno en Extremadura caen a la mitad en un año. Así lo desvelan los datos de ejecución publicados por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), que recogen que a mediados de junio se habían empleado en la región 38,6 millones de euros de las cuentas de 2016, mientras que en el mismo mes de 2015 esa cifra ascendía a 79,7 millones de euros.

La Intervención General publica semestralmente datos sobre la distribución territorial de la inversión del Estado y sus organismos. Desde el pasado año este informe incluye también a las entidades del sector público y a los organismos empresariales y fundacionales, con lo que ofrece una visión muy amplia sobre la actividad de la Administración central en cada comunidad autónoma.

Los datos comparan las previsiones recogidas en el capítulo 6 de los Presupuestos del Estado con la inversión real ejecutada (obligaciones reconocidas, paso previo a los pagos definitivos). Asimismo, también ofrece información sobre los gastos realizados que no estaban contemplados inicialmente en las cuentas.

Según el informe de la IGAE relativo al pasado 30 de junio, los Presupuestos 2016 recogen 338,5 millones de euros para inversiones en Extremadura. De esa cantidad, los gastos reconocidos en la región en los seis primeros meses del año ascendieron a 38,6 millones de euros, lo que representa un 11,4%.

Las partidas del capítulo 6 dedicadas a Extremadura (la región también se beneficia de proyectos en varias comunidades, pero esa información no aparece detallada) en los Presupuestos de 2015 ascendieron a 319,5 millones de euros, según la publicación de la IGAE. Es decir, la previsión de gasto para este año creció en casi 20 millones de euros. Sin embargo, la ejecución es menor. A 30 de junio de 2015 se había empleado el 24,9% de los fondos, 79,7 millones de euros.

Los datos de ejecución a 30 de junio tienen este año una relevancia especial debido a que el 16 de julio se publicó la orden que regula el cierre del ejercicio presupuestario. Esta medida, que supone un freno a los gastos, se ha tomado para cumplir con los compromisos adquiridos con la Comisión Europea en materia de contención del déficit. En caso contrario, el país podría verse expuesto a una sanción económica o a la congelación de fondos europeos.

Cae el gasto en Adif

La caída de las inversiones en la región se debe principalmente a las empresas públicas, en el que tiene un peso especialmente importante el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y su filial Adif Alta Velocidad, organismo encargado de la implantación en la región de la línea AVE y de un tren de altas prestaciones.

Adif Alta Velocidad dispone este año de un presupuesto de 200,7 millones de euros en inversiones en Extremadura, prácticamente la misma cifra que el pasado año (cuenta con 1.000 euros más). Esto supone casi un 60% de todo el gasto previsto para el presente ejercicio.

El informe de la IGAE recoge que hasta el 30 de junio las obligaciones reconocidas ascendían a 12 millones de euros. En la misma fecha de 2015 pasaba de 39,5 millones de euros. La paralización de contratos en la región por disputas con las empresas adjudicatarias explica este bajón.

En el cómputo del sector empresarial y fundacional se había dispuesto a mediados de este año de 16 millones de euros de un presupuesto de 232 millones. A 30 de junio del pasado año se llegó a 57,3 millones de un montante de 252,3. Además de Adif Alta Velocidad, destaca la caída de la inversión de Acuaes (que realiza obras de saneamiento y abastecimiento de agua) al pasar de 11,4 millones en 2015 a menos de 2 este año. La Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias, Seiasa, también ha reducido su actividad, en concreto de 4,3 millones a poco más de 67.500 euros. Pero en ambos casos su presupuesto para este año es bastante inferior al pasado.

En cuanto a los organismos autónomos (entre las que destacan por su relevancia las confederaciones hidrográficas), hasta junio se empleó 5 millones de algo más de 10 disponibles, con lo que la ejecución se acerca a lo esperado a mitad del ejercicio. El pasado año fue similar, pero con mayor gasto, al utilizar 6,3 millones de un total de 12,8.

Por último, la Administración General del Estado, que abarca a los distintos ministerios, dispone en 2016 de algo más de 96,1 millones de euros. El gasto a 30 de junio ascendió a 17,5 millones. El pasado año, con un presupuesto mucho menor, de 54,3 millones de euros, a esas alturas del ejercicio ya se habían empleado 16,2 millones de euros.

La capacidad inversora se reparte este año principalmente entre el Ministerio deAgricultura, con 46 millones de euros, y el de Fomento, con 43. El primero gastó hasta mediados de año cerca de 6,5 millones (14% del total), mientras que el segundo llegó a 9,6 (22%).

El pasado año, en el que Fomento tenía tres veces más presupuesto que Agricultura (39,5 millones frente a 12,4), llegaron a mitad del ejercicio con unas obligaciones reconocidas de 10,6 y casi 5 millones de euros. Respectivamente, suponían el 27% y el 40% del total, mejor que en 2016.