Hoy

Cuatro alcaldías cambiaron de manos antes del primer año de legislatura

Pleno del 11 de abril en La Parra. Alejandro Lagar, del PP, al fondo a la derecha, es alcalde tras properar la moción de censura.
Pleno del 11 de abril en La Parra. Alejandro Lagar, del PP, al fondo a la derecha, es alcalde tras properar la moción de censura.
  • Salieron adelante dos mociones de censura en la provincia pacense y otras dos en la cacereña, con tres ayuntamientos para el PP y uno para el PSOE

. En la que es seguramente la legislatura con menos mayorías absolutas en la etapa democrática más reciente, los vecinos de cuatro localidades extremeños han visto el cambio de su alcalde antes de un año de su acceso al bastón de mando. Luis Miguel Vacas, en Torrejón El Rubio (Cáceres), abrió en octubre pasado, apenas cinco meses después de que fuera relegado a la oposición aunque era el más votado, la etapa de nuevos regidores surgidos de mociones de censuras. Después han triunfado otras tres presentadas. Una, en la entidad local menor de Puebla de Alcollarín (que depende del municipio pacense de Villar de Rena), y las otras dos en los municipios de La Parra (Badajoz) y Torre de Santa María (Cáceres).

«No son muchas aunque mi experiencia me hace pensar que en la segunda mitad de legislatura pueda haber más. Cuando queden menos de dos años para llegar a las elecciones», indica Miguel Ángel Morales, secretario provincial del PSOE cacereño. «Las mociones de censura son muy particulares de cada pueblo y no se puede aventurar más o menos porque se aproxime al final de legislatura. Dependen siempre de que salte una chispa, un incumplimiento,...» contrapone Juan Antonio Morales, secretario general del PSOE de la provincia de Badajoz.

Los dos dirigentes coinciden en que las mociones presentadas para desbancar alcaldes son excepcionales, entre otros motivos porque la ley antitransfugismo limita mucho este recurso y porque esa una medida que suele provocar conflictos en los municipios, sobre todo los menos poblados. «A la gente no les gusta las mociones de censura. Muchas de ellas tienen que ver con fobias personales, no por cuestiones realmente políticas, y eso luego tiene su coste en las siguientes elecciones», tercia Rafael Lemus, secretario provincial del PSOE pacense.

Relatos

El primer cambio forzado a través de una moción de censura se produjo el 30 de octubre de 2015 en Torrejón El Rubio (630 habitantes, zona de Monfragüe). Luis Miguel Vacas (PSOE), que ya fue regidor entre 2003 y 2011, recuperó la Alcaldía tras recibir el apoyo del edil de Torrejón Unido. Ese mismo concejal, cuatro meses atrás, había apoyado al candidato de IU, Miguel José González, para ser alcalde. El más votado el 24M fue Vacas; también en 2011 pero no pudo gobernar.

En Puebla de Alcollarín (entidad local menor de 400 vecinos, dependiente de Villar de Rena, en las Vegas Altas del Guadiana), también hubo cambio. En junio de 2015 un partido independiente se abstuvo para que el PSOE gobernara como lista más votada. Seis meses más tarde cambió de postura y apoyó la moción de censura del PP.

En febrero de este año, el PP arrebató al PSOE la Alcaldía de Torre de Santa María (600 vecinos, comarca de Montánchez) con la ayuda de Extremeños. La candidatura socialista gobernaba hasta entonces. Había sido la más votada en los comicios celebrados nueve meses atrás.

El último municipio extremeño que ha cambiado de alcalde a través de la censura es La Parra (1.400 vecinos, comarca de Zafra). Fue este abril. El PP ha consiguido por primera vez en su historia tener el poder municipal gracias al apoyo de un exedil y exsecretario local socialista, el mismo que en junio de 2015 se había unido al PSOE y a Extremeños para tener regidor socialista.

En La Parra ningún partido ganó los comicios. Socialistas y populares empataron a votos y el último edil, para el PP, llegó por sorteo.

El mapa local extremeño ha sufrido también otros cambios en las Alcaldías aunque, en este caso, por motivos luctuosos. Jaraíz de la Vera y Guijo de Santa Bárbara, por ejemplo, tienen alcalde distinto al elegido en mayo de 2015 por el fallecimiento de sus regidores electos a lo largo del primer año de legislatura.